Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alarma entre los productores de ‘porc negre’ en Mallorca: la subida del precio de los cereales les pone en peligro

Los criadores se ven obligados a proponer a los ‘sobrassaders’ una subida del precio de la carne, «que también repercutiría en el consumidor»

Una cerda de raza autóctona con sus crías, en una finca de Mallorca.

Los criadores de porc negre están al límite. Atraviesan una delicada situación ante la alarmante subida de costes, sobre todo de los cereales, que son la base de la alimentación del ganado. Unos incrementos que no pueden asumir en solitario y que tratarán directamente con los elaboradores de sobrasada de la isla. «El problema que vamos a tener va a ser cómo transmitimos este aumento al consumidor final y que acepte esta subida, es la única salida para que el productor de porc negre no abandone la explotación», explica a este periódico Margalida Obrador, gerente de Ramadors Agrupats, una profesional que es tanto criadora de cerdos como elaboradora de sobrasada.

En cuanto a las subidas de los cereales, cabe destacar que se han llegado a producir incrementos de hasta un 58% en el caso de la cebada, el principal alimento del porc negre mallorquín. Según datos de la Comunidad Profesional Porcina, en 2020 se pagó de media por una tonelada de cebada 183 euros. En Barcelona, a día 23 de noviembre, se está desembolsando en Barcelona 315 euros por la misma cantidad. Hay que tener en cuenta que el alimento (en este caso el cereal) supone más del 70% del coste del animal.

«Por cada cerdo que enviamos al matadero, perdemos entre 100 y 120 euros», calcula el productor Miquel Company. La situación es «grave», apunta. «Lo que queremos es sentarnos con el sobrassader y buscar un solución», aclara el criador, que asegura que ahora mismo se está vendiendo porc negre muy por debajo del coste de producción. «Si hemos de asumir tantas pérdidas, acabaremos cerrando». Extremo que en consecuencia pondría en peligro la sobrasada de porc negre de Mallorca. Este acuerdo con los sobrassaders (la propuesta sería que asumieran parte de dichas pérdidas con una subida del precio de la carne) es vital, según los criadores de porc negre, para evitar que se dejen de producir estos cerdos, algo que podría abocar a la pérdida de uno de los orígenes de la raza. También creen que debería llevarse a cabo una potente campaña de promoción del producto para hacer frente a la posible bajada en la demanda por parte de los consumidores a causa de la potencial subida de precio.

Equilibrio entre las partes

«Se ha de encontrar un equilibrio entre todas las partes: productores, sobrassaders y consumidores», opina el presidente del Consejo Regulador de la IGP Sobrassada de Mallorca, Andreu Palou. «Debería existir ahora mismo un programa de protección de estos productos autóctonos y de calidad ante la situación en la que nos encontramos, pero no sé si las instituciones podrán hacerlo», comenta. «Hay que proteger el porc negre mallorquín, hace más de diez años que estuvo en peligro de extinción y se consiguió recuperar, no se puede consentir que con estas subidas de los cereales y otros costes como el gasoil o la electricidad se pierda».

La escasez de lluvias el año pasado ha sido una de las causas por las que la producción de cereales en Mallorca ha sido tan mala, así los criadores se han visto obligados a adquirirlos fuera. Éste ha sido un problema que ha estallado hace cerca de dos meses y parece que no va a ser coyuntural. Según los datos disponibles de los mercados de futuros en el campo de los cereales, los precios continúan al alza.

Sobrasada de ‘porc negre’ Su ventabajó un 17% en 2020

La venta de sobrasada de porc negre en Balears disminuyó un 17% en 2020, mientras que en la península y su exportación sobre todo a Francia y Alemania aumentaron. «Esa bajada responde a que por las restricciones de la covid se han celebrado menos fiestas en Mallorca y también ha habido menos turistas», explica el presidente del Consejo Regulador de la IGP Sobrassada de Mallorca, Andreu Palou. En total, el año pasado, se vendieron 149.113 kilos de sobrasada de porc negre, 45.709 en el archipiélago. Hasta octubre de 2021, los datos muestran una leve mejoría en las islas. La comercialización en las islas de este producto hasta el mes pasado (en comparación con el mismo periodo del año pasado) ha aumentado un 40%, sin embargo ha disminuido su venta en la península y también la exportación, que ha caído casi un 15%.

Compartir el artículo

stats