El Govern balear ha conseguido la financiación europea para poder afrontar la ejecución de las obras del proyecto de ampliación del metro hasta el Parc Bit. Así lo ha anunciado esta mañana la presidenta del Govern, Francina Armengol, en un acto que ha estado acompañada por el alcalde de Palma, José Hila, por la presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, y por los consellers Josep Marí y Miquel Company.

El Ejecutivo balear recibirá de Bruselas una partida económica de casi 25 millones de euros. El 80% de este presupuesto, es decir, 21,6 millones, se dedicarán únicamente a ejecutar el proyecto de ampliación del transporte subterráneo, hasta trasladar la línea a la zona del Parc Bit. De esta forma, se extenderá la línea de transporte público desde el centro de Palma hasta esta área tecnológica. Este traslado se realizará en quince minutos y el recorrido se realizará por áreas subterráneas y por zonas exteriores.

El consell Josep Marí detalló que este proyecto formaba parte del plan de movilidad aprobado en la anterior legislatura y se consideraba prioritario, por cuanto la mayoría de las 3.000 personas que se desplazan a diario a la zona del Parc Bit lo hacen en vehículo propio. Ahora podrán hacerlo a través del transporte público. Desde la estación de la UIB a la nueva instalación del metro el tiempo del traslado será de tres minutos. El conseller señaló que se prevé aumentar en un 25% el número de usuarios con esta ampliación. El Govern prevé que entre los meses de marzo y abril del año próximo se puedan licitar las obras, que tendrán una duración aproximada de un año. Por ello, se prevé que la nueva línea de metro de Palma esté terminada antes de la mitad del año 2023.

La presidenta del Govern ha reiterado que este proyecto forma parte de un complejo estudio de planificación del transporte público de Mallorca y señaló que se trata de una de las prioridades del Ejecutivo mejorar las conexiones de la isla, a la vez que se reduce el nivel de contaminación. Recordó que si bien inicialmente se preveía que esta ampliación se podría financiar con fondos públicos de la comunidad, este dinero se tuvo que dedicar finalmente al pago de la lucha contra la pandemia sanitaria. Sin embargo, ahora se ha conseguido la financiación europea y ello ha permitido que la mejora ferroviaria sea una realidad.

Recordó también que la ampliación del metro hasta el Parc Bit no supone renunciar a otros proyectos, como por ejemplo construir la línea de tranvía que llegue hasta el aeropuerto de Palma. Aclaró que se trata de proyectos independientes y que se está trabajando para que Europa también facilite la financiación del tranvía. Armengol ha señalado la importancia que representa para el Govern la planificación previa a la ejecución de un proyecto de esta categoría y recordó que en épocas anteriores el president Matas anunció la creación del metro hasta la UIB sin conocer en qué consistía el proyecto. “Ahora las cosas se planifican y cuando se logran los recursos económicos y se realizan los proyectos”, reiteró Armengol.