Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El SEPE diseña un plan para que cien mil trabajadores de Baleares cobren ayudas antes de Navidad

El servicio de empleo público se prepara ante una avalancha de prestaciones para fijos discontinuos y asalariados en ERTE - Los sindicatos temen que muchos no puedan percibir las ayudas hasta enero debido a lo ajustado de los plazos

Las oficinas del servicio de empleo estatal se preparan para un alud de tramitaciones | B. RAMON

Cerca de 100.000 trabajadores de las islas van a ver cómo durante los próximos meses sus ingresos pasan a depender de las ayudas estatales, ya sea de la prestación extraordinaria para fijos discontinuos o la que se percibe cuando se está en un ERTE. La avalancha de tramitaciones que con este fin se espera para las próximas semanas ha llevado al servicio estatal de empleo público (SEPE) a diseñar un dispositivo con el fin de que la inmensa mayoría del citado colectivo pueda comenzar a cobrar esas ayudas a principios de diciembre, con el fin de que dispongan de nuevos recursos con los que poder afrontar el aumento del gasto que se produce en Navidad. Desde UGT y CCOO se aplaude el esfuerzo que el personal de este organismo en Balears está haciendo, pero sus responsables no ocultan sus dudas respecto a que el citado objetivo se pueda cumplir debido a que «los plazos juegan en su contra», por lo que se lamenta la posibilidad de que una buena parte de esas personas no comience a recibir sus prestaciones hasta principios de enero, ya superadas las fiestas.

En el archipiélago hay unos 85.000 fijos discontinuos que una vez concluida la temporada turística (una gran parte de los hoteles van a cerrar este mes hasta 2022), van a depender en su mayoría de la prestación extraordinaria. Además, hay unos 15.000 asalariados que todavía se ven afectados por algún ERTE.

La obligatoriedad de que estos últimos expedientes tengan que volver a tramitarse y las ayudas para los fijos discontinuos van a obligar al personal del SEPE a realizar un nuevo sobreesfuerzo para realizar las correspondientes tramitaciones, aunque fuentes de este organismo afirman que se va a contar con el refuerzo de interinos y que hay diseñado un plan para que aquellas prestaciones que se hayan reclamado hasta el 20 de noviembre puedan cobrarse a principios del mes siguiente.

Sin embargo, la secretaria de Acción Sindical de UGT en las islas, Ana Landero, y la responsable de Empleo en CCOO, Yolanda Calvo, reconocen su temor a que los planes del SEPE se vean superados por la realidad, al considerar que los plazos existentes para cumplirlos son demasiado ajustados, a lo que hay que sumar los retrasos que se pueden producir si la documentación que presenten las gestorías contiene errores, tal y como ya ha sucedido en otras ocasiones. Respecto a este último punto, desde el servicio de empleo estatal se destaca que su responsable en las islas, Sonia Barranco, va a mantener reuniones con colectivos como el de graduados sociales para lograr que estos fallos sean los mínimos.

Landero y Calvo admiten que el esfuerzo que el personal del SEPE en el archipiélago está realizando merece ser valorado, pero insisten en lamentar que existe un riesgo muy alto de que miles de trabajadores no puedan cobrar las ayudas hasta enero.

Aunque en ese momento recibirían también los atrasos correspondientes de los meses de tramitación, eso supondría para miles de familias el tener que afrontar las Navidades sin ingresos y con unos ahorros limitados debido a que la temporada turística de este año ha sido más corta de lo que se pretendía, y a que la de 2020 fue prácticamente inexistente, según se destaca desde los sindicatos.

Crítica al Estado

El secretario general de CCOO en las islas, José Luis García, se suma a las voces que temen que miles de fijos discontinuos y asalariados en ERTE no puedan cobrar sus prestaciones hasta principios de enero, y critica a la Administración estatal por haber suprimido los refuerzos con que se habían dotado las oficinas del SEPE en las islas, dado que la entrada de nuevos interinos durante los próximos días no garantiza que éstos tengan la experiencia necesaria. «No era el momento para hacer esos recortes», lamenta.

LAS CLAVES

  • El SEPE prepara un plan especial

El servicio estatal de empleo público está preparando un plan para que cerca de 100.000 fijos discontinuos y asalariados en ERTE puedan cobrar sus prestaciones antes de las Navidades.

  • Temor sindical a los retrasos

Desde UGT y CCOO se pone en valor el esfuerzo realizado por la plantilla del SEPE, pero se teme que el alud de tramitaciones y lo ajustado de los plazos haga que miles de trabajadores no empiecen a cobrar sus ayudas hasta enero.

Compartir el artículo

stats