Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ahorro balear alcanza un récord histórico: 27.856 millones de euros

Las dificultades para gastar por las restricciones y el «rebote» de la economía hacen que los depósitos en la banca superen los del verano de 2019

Las restricciones en las actividades de ocio han limitado la posibilidad de gastar. | B. RAMON

Las familias y empresas de Balears tenían depositados en los bancos 27.856 millones de euros al cierre del pasado mes de junio. Esta cifra es la más alta de la historia de las islas, y se registra coincidiendo con el retorno a partir de mayo de los primeros contingentes de visitantes extranjeros y tras meses en las que ha imperado el fenómeno del «ahorro enjaulado», provocado por la imposibilidad de gastar de los ciudadanos al haber estado limitadas muchas de las actividades vinculadas al ocio.

Los datos facilitados por el Banco de España reflejan que la pandemia no ha frenado el aumento de las reservas económicas de los baleares, entre otras cosas porque el virus ha recortado durante meses las posibilidades de consumir pese a la reactivación que ya ha comenzado a registrarse en esta materia una vez levantado el estado de alarma, según indica el catedrático de Economía Aplicada y director de la Fundación Impulsa, Antoni Riera. En este aspecto, y pese a que el consumo comienza a mostrar importantes tasas de crecimiento, pone de relieve que las incertidumbres existentes hacen que todavía haya cautela a la hora de gastar, a lo que se ha sumado un alza en los ingresos provocado por el «rebote» de la economía, vinculado a la reactivación turística, detectado a partir de mayo.

Una cifra sin precedentes

La cifra de 27.856 millones de euros depositados en las entidades financieras por los isleños no tiene precedentes, y hay que retroceder al verano de 2019, cuando la llegada de visitantes estaba alcanzando cifras de récord y todavía no se había oído hablar de la covid-19, para encontrar un importe que se le aproxime, con los 27.765 millones alcanzados en esas fechas.

Hay que tener en cuenta que estos valores no reflejan la totalidad del ahorro balear, dado que los datos del Banco de España solo incluyen el dinero depositado en cuentas bancarias, pero no el destinado a planes de pensiones o fondos de inversión, por citar algunos ejemplos.

Los 27.856 millones de euros de junio superan el anterior récord de ahorro del verano de 2019, de 27.765 millones

decoration

Un aspecto señalado por Antoni Riera es que el ahorro balear previsiblemente alcanzará un nuevo máximo histórico al cierre de septiembre por un aumento en los ingresos de familias y empresas, derivado tanto de la creciente actividad turística registrada durante el verano como por la inyección económica que está suponiendo en el tramo final de este trimestre el reparto de los 855 millones de euros aportados por el Estado para ayudar a las empresas del archipiélago.

Crece el endeudamiento

Pero al mismo tiempo que las familias del archipiélago han apostado por el ahorro, tanto por no poder ejecutar los planes de consumo que desarrollaban antes de la pandemia (por ejemplo, el ocio nocturno sigue cerrado) como por una estrategia de elevar las reservas económicas ante las incertidumbres existentes en torno a la evolución del mercado laboral, las empresas se han visto obligadas a recurrir a los préstamos para obtener liquidez con la que poder hacer frente a la caída de sus ingresos generada por la covid-19.

Eso explica el intenso crecimiento que ha registrado el endeudamiento durante los últimos trimestres. Al cierre de junio, el valor de los créditos vivos en las islas ascendió hasta los 34.640 millones de euros, cuando un año antes se situaba en los 32.198 millones.

La necesidad de liquidez de las empresas ha hecho crecer las cifras de endeudamiento

decoration

En este caso, sin embargo, esta cifra dista mucho de su poner ningún récord histórico ya que, por poner un ejemplo, en 2012 superaba los 40.000 millones.

Si Antoni Riera apuesta claramente porque la cifra de ahorro al cierre del presente mes volverá a marcar un nuevo máximo en la historia de las islas, reconoce que existen más dudas respecto a la evolución que va a tener el crédito vivo con las entidades financieras, dado que parte de los 855 millones de euros aportados por el Estado para ayudar a las empresas de Balears pueden ser utilizados para amortizar parte de esa deuda.

En cualquier caso, la ratio actual de un euro de ahorro por cada 1,2 de deuda queda lejos del desequilibrio que derivó en la crisis de 2008.

Compartir el artículo

stats