La organización Mater ha puesto en marcha un programa para mejorar la comunicación funcional con el entorno de aquellas personas con necesidades comunicativas, es decir, de percepción, comprensión y expresión.

Según una nota de prensa emitida ayer por la organización, la finalidad es que los usuarios con dichas dificultades que sean atendidos en el Centre de Dia y en el Servei de Residència de la entidad cuenten con las herramientas necesarias que los ayuden a disminuir las barreras comunicativas existentes mediante un sistema expresivo individualizado, significativo, flexible y accesible. De este modo, dotan a la persona de una mayor autonomía y autodeterminación para poder desarrollarse correctamente en las diferentes situaciones de su día a día.

El proyecto, que beneficiará a un total de 99 personas de forma directa y 283 de manera indirecta, es posible gracias al apoyo de CaixaBank y Fundación Sa Nostra, y sus objetivos son, según informó Mater, incrementar la autonomía personal y social así como, también, el bienestar físico y emocional; mejorar la comunicación adaptada a la persona con dificultades comunicativas; establecer canales alternativos y aumentativos de comunicación a través de objetos reales y símbolos pictográficos; adoptar una mayor seguridad personal en los desplazamientos a las instalaciones de los servicios; y comprender la información que se recibe.