El PSIB lamenta que el PP abra el debate lingüístico y recuerda que necesita a Vox

EP

El diputado del grupo parlamentario del PSIB, Juli Dalmau, dio ayer la enhorabuena a Marga Prohens por su elección como nueva presidenta del PP de Balears, pero criticó que durante el congreso de los populares celebrado el pasado sábado «se reabriese el debate sobre la lengua propia».

En una rueda de prensa, Dalmau aseguró ayer lunes que el PSIB «entendía que el debate sobre la lengua estaba cerrado de acuerdo con el artículo 4 del Estatuto de Autonomía de Balears». «Pero para el presidente del PP nacional, Pablo Casado, no es así», lamentó el parlamentario socialista.

En este sentido, Dalmau también se preguntó si Marga Prohens «tendrá criterio propio» o si gestionará el PP de las islas «supeditada a Casado y a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso».

Además, también resaltó que el proyecto que plantea la presidenta «no es tan nuevo, sino que se parece al PP que Balears conoce y del que no tiene un recuerdo nada bueno». Se refería de esta forma a las políticas del expresidente del Govern y ahora eurodiputado de Ciudadanos José Ramón Bauzá.

Por otro lado, Dalmau cuestionó «cómo espera Prohens avanzar en su proyecto abierto, integrador y moderno, si para llevarlo acabo requiere del apoyo de Vox, con quien no hay margen para acometer un proyecto así».

Desde el PSIB-PSOE retieraron las palabras pronunciadas el domingo por la presidenta del Govern, Francina Armengol, que criticó al PP tras el congreso por las palabras de Pablo Casado: «Algunas soflamas escuchadas en el congreso del PP advierten del regreso a los planteamientos de crispación en torno a elementos propios de las islas, como la lengua», dijo Armengol.