Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los primeros barcos sostenibles desembarcan en Mallorca

La empresa náutica e-Boats Experience lanza su nueva firma de embarcaciones fabricadas completamente con materiales renovables y una autonomía que llega hasta las ocho horas

Uno de los nuevos barcos sostenibles navegando ayer en el Parc de la Mar. |

Uno de los nuevos barcos sostenibles navegando ayer en el Parc de la Mar. |

Los barcos sostenibles en Mallorca ya son una realidad. En un acto de presentación celebrado ayer en el Parc de la Mar, la empresa náutica e-Boats Experience mostró su nueva marca de embarcaciones fabricadas con materiales completamente renovables.

El carpintero de ribera y CEO fundador de e-Boats Experince, Marc Balaguer, explicó que «ante la problemática de los motores fueraborda, se nos ocurrió hace unos años la fabricación de barcos hechos de materiales renovables, que no contaminasen y permitieran mantener las aguas limpias». El modelo presentado, de 4,96 metros y una motorización de 6 kilobytes, cuenta con una autonomía que puede variar de 3 a 8 horas dependiendo de la velocidad.

Su uso es principalmente recreativo, aunque la empresa contempla ampliar su oferta con modelos con fines «más profesionales», como la vigilancia de puertos o parques naturales.

El resultado de este «prometedor» barco llega tras 3 años de «prueba-error», donde se acabó anteponiendo la simplicidad: «hemos industrializado el método artesanal, sin olvidar la tradición», declaró Balaguer.

La empresa náutica divide su mercado empresarial en tres sectores, de los cuales, la venta a particulares, es el más beneficioso. Sin embargo, el que más interesa a la startup, es el de las empresas chárter, «aunque son las menos lúdicas, son las que más impacto pueden generar».

Esta embarcación tiene un precio más elevado que el de una convencional, por el hecho de no contaminar. «Es una inversión a largo plazo, compras el combustible y mantenimiento de 10 años. El plazo de amortización es mayor», aclaró el CEO de la empresa.

A parte del modelo básico, fabrican también llaüts «con el mismo sistema de construcción y compromiso de sostenibilidad». En el futuro, según anunció Balaguer, se plantean ampliar su gama a barcos de hasta 8 metros, que podrían contar con un sistema de motor hidroeléctrico.

Tras la presentación, varias autoridades, entre ellas, el presidente de la Autoridad Portuaria de Balears, Francesc Antich, o el presidente de Emaya, Pep Malagrava, dieron un paseo en el buque.

El buque está compuesto de madera de pino oregón y resina epoxi, y no utilizan madera de Teca por cuestiones éticas, ya que su principal exportador es Birmania, un país que está inmerso en una guerra. Al no ser de fibra de vidrio, con el correcto mantenimiento, que es «nimio» (recambiar las baterías cada 10 años, o incluso más), su durabilidad es «infinita». Al ser un barco «seco», puede estar dentro o fuera del agua; «no como los tradicionales, que están siempre a remojo y sólo se sacan en invierno».

Compartir el artículo

stats