Un total de 21.000 familias de Balears se han beneficiado de la Renta Social Garantizada, creada por el Govern balear hace ahora cinco años.

La conselleria de Asuntos Sociales y Deportes indicó que con esta prestación nació un nuevo derecho social para garantizar, mediante una prestación económica, unos ingresos mínimos para cubrir gastos básicos.

En junio de 2016 ya se reconocieron los primeros titulares de esta nueva prestación. Unos meses después, 325 familias ya se beneficiaban de estas ayudas económicas que podían llegar a los 776 euros en función de los miembros que formaban parte de la unidad familiar. En la actualidad, el límite de ayudas asciende a 1.035 euros en función de los miembros de la unidad familiar.

En estos cinco años, la Renta Social Garantizada ha ido ampliando cada vez más perfiles y cuantías. Si en un principio estaba destinada a familias con hijos y era necesario tres años de residencia en Balears, hoy está abierta a mayores de 18 años, con hijos a cargo, una residencia mínima de doce meses y personas que viven a solas a partir de los 23 años.