La presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, y el conseller de Promoción Económica y Desarrollo Local, Jaume Alzamora, han firmado este viernes convenios con 52 ayuntamientos de la isla para abonarles una parte --7,9 millones de euros-- de las ayudas de la institución insular y el Govern destinadas a proyectos de sostenibilidad y eficiencia urbana.

Según ha explicado la institución insular en una nota de prensa, se trata de un plan de inversión municipal en coordinación y con cofinanciación a tres niveles de administración que deriva del convenio que el Consell suscribió en septiembre con el Ejecutivo autonómico para fomentar la reactivación económica.

De este modo, Govern y Consell insular aportan, al 50 por ciento, 21,2 millones de euros a los consistorios. Por su parte, los ayuntamientos tenían que aportar un mínimo del 33 por ciento del presupuesto final de los proyectos y, finalmente, su inversión será de 14,8 millones de euros. Todo esto suma 39,5 millones de euros para desarrollar actuaciones de sostenibilidad hasta el 2023.

En total, esta convocatoria permitirá 162 actuaciones en eficiencia energética en espacios y edificios públicos; mejora de los espacios urbanos; intervenciones en la red baja del ciclo del agua y reducción de escapes; mejora de la accesibilidad; y fomento de la movilidad urbana sostenible. Los proyectos y las obras tienen que estar realizados el 31 de marzo de 2023.

Según ha destacado Cladera, desde la institución insular, este viernes, además de avanzar en los objetivos de sostenibilidad, se ha aportado una inyección importante para la reactivación económica en los municipios de Mallorca a través de los ayuntamientos, que beneficiará a las empresas y la economía local.

La presidenta del Consell ha resaltado también que además del "escudo social" que se ha desplegado desde la institución insular y el resto de instituciones, también se ha actuado en la reactivación económica, con la movilización de más de 70 millones de euros para acciones dirigidas a la agenda urbana y sostenibilidad.

El conseller Jaume Alzamora ha explicado, por su parte, que esta convocatoria incide en que la reactivación económica se focalice en las empresas de los municipios y las empresas pequeñas.

De este modo, según ha recordado, se propuso a los ayuntamientos que presentaran hasta ocho proyectos cada uno y así ampliaran el impacto económico en el municipio y su tejido empresarial.

El director general de Vivienda y Arquitectura, Eduard Rosby, ha subrayado que esta convocatoria es un gran ejemplo de la colaboración interadministrativa y un "esfuerzo combinado" de todas las instituciones que llega de manera directa a los ciudadanos y a las empresas.

La cuantía económica de las subvenciones para cada ayuntamiento se estableció con una cantidad fija de 180.000 euros y una cantidad en función de los núcleos de población y el número de habitantes.