DTO ANUAL 25,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sospechan que la fiesta ilegal en Sant Ferran era un homenaje a un agente condenado a tres años de prisión

Rafel Puigrós está pendiente de ingreso en la cárcel tras la inminente ejecución de la sentencia

La concejala de Seguridad Ciudadana, Joana Maria Adrover, comparece ante los medios.

La concejala de Seguridad Ciudadana, Joana Maria Adrover, comparece ante los medios.

La fiesta ilegal celebrada la noche del martes en el Cuartel de Sant Ferran podría encubrir un acto para agasajar a Rafel Puigrós, un agente condenado a tres años y cinco meses de prisión por coacciones, denuncia falsa y falso testimonio contra la expolicía y actual concejala de Podemos Sonia Vivas. Las sospechas de la investigación interna de Cort apuntan a que el acto de desagravio a Rafel Puigrós se habría maquillado de homenaje a su hermano Pedro, de cara a su jubilación, aunque aún restan tres meses para que esta se materialice: el próximo mes de julio.

La presencia de Rafel Puigrós en el evento está sobradamente acreditada. Buena prueba de ello es que se trata de una de las dos «personas externas», que fueron captadas por las cámaras de videovigilancia entrando en el Cuartel, pese a que está apartado del servicio. La jubilación de su hermano Pedro solo fue la excusa propiciatoria del evento, ya que el homenaje explícito a un condenado podría haber desatado esa investigación interna.

El papel de Rafel Puigrós de verdadero anfitrión habría quedado en evidencia, ya que fue la persona que trajo cocas y otros alimentos a la fiesta ilegal. Este agente ha sido condenado en sentencia firme y su ingreso en prisión es inminente. Solo está pendiente de la ejecución de la resolución judicial. Esa misma noche su hermana, la oficial Xisca Puigrós, era la responsable de incidencias en el Cuartel. Los tres hermanos se juntaron en el evento.

La otra «persona externa» que fue grabada por las cámaras de videovigilancia del Cuartel fue el policía Alberto Juan Llaneras. Este también fue condenado a un año y tres meses de prisión también por denuncia falsa y coacciones contra Vivas.

El resultado, en una semana 

Otras fuentes consultadas apuntan a que otro condenado habría asistido al acto. Se trata de Carlos Vallecillo, que cumplió condena por torturas a un detenido en 2011.

La toma de declaración de asistentes y el minucioso análisis de las grabaciones de las cámaras de vigilancia capitalizan el grueso de la investigación interna del Ayuntamiento de Palma. La concejala de Seguridad Ciudadana, Joana Maria Adrover, ya anunció el jueves en Cort que "se depurarán las responsabilidades" a las que hubiere lugar. Todas las pesquisas en torno a la fiesta ilegal podrían concluir la semana próxima.

Compartir el artículo

stats