La directora general de Innovación, Núria Riera, saldrá del Govern. El vicepresidente y conseller de Transición Energética, Juan Pedro Yllanes, de Podemos, ya le ha comunicado su cese, que se formalizará el próximo lunes en Consell de Govern. Riera cobró notoriedad al trascender que se había empadronado en Eivissa antes de tomar posesión del cargo, pese a tener casa en Mallorca, y de este modo poder percibir el plus de residencia de 22.000 euros. Su actuación está siendo examinada desde el pasado mes de noviembre por la Comisión de Ética del Govern .

La Oficina Anticorrupción envió el año pasado a la Comisión de Ética el cobro del plus por parte de esta directora general por haber trasladado su residencia a Eivissa a pesar de tener una vivienda en propiedad en Mallorca. El organismo dirigido por Jaume Far denuncia que mientras se aloja en la casa de un familiar, alquila su piso en Palma por 12.000 euros al año. De esta manera, fijar su vivienda en Eivissa le reporta 34.000 euros al año. Una situación por la que se encontraba a examen por parte de la Comisión de Ética del Pacto, pero por la que el vicepresidente Yllanes había rechazado su cese.

Riera se defendió en su momento escudándose en que con su piso alquilado, recuperarlo suponía desahuciar a la familia que se lo tiene arrendado.

Ahora, con la remodelación del Govern, la directora general ibicenca abandonará el cargo y, de hecho, ya se ha estado despidiendo de sus compañeros y de los funcionarios de su departamento. Un desenlace que podría estar vinculado a las conclusiones de la Comisión Ética del Govern, la misma a la que Més pide que examine la vacunación contra el coronavirus de cargos del Govern.

El mejor colocado para sustituirla es el exdirector insular de Comunicación del Consell y actualmente concejal de Podemos en la oposición en Llucmajor, Eduardo Zúñiga. Es la apuesta de Yllanes para una área clave para este Govern como es la innovación.

El caso de Riera saltó en medio de la polémica por la oposición de Podemos a suprimir el plus de residencia sólo a sus cargos fichados de la península, tal y como se acordó en los últimos presupuestos del Govern, y que finalmente llevó también a una reducción del plus para los residentes en Menorca y en Eivissa de 22.000 a 18.000 euros y la obligación de justificar 12.000 euros.

Eduardo Zúñiga.

Eduardo Zúñiga.

Crisis en Eivissa por ‘Agustinet’

La remodelación de Govern y la entrada como conseller de Movilidad y Vivienda del alcalde del municipio ibicenco de Sant Josep, Josep Marí, Agustinet, ha abierto una crisis en el gobierno municipal, que se agravó ayer con la dimisión de la segunda teniente de alcalde de Sant Josep y número 2 de la lista del PSOE en las pasadas elecciones locales, Ana Ribas. La concejala alega «razones personales» para justificar su salida.

La agrupación socialista asegura que Ana Ribas estaba meditando su salida últimamente y ha aprovechado la remodelación del equipo de gobierno tras la marcha del alcalde para dejar también la política municipal. Sin embargo, tal y como publicó ayer Diario de Ibiza, Ana Ribas, al ser la número 2 de la lista electoral del PSOE, es a quien le correspondía sustituir a Agustinet y para que Ángel Luis Guerrero, el sustituto «natural», sea el nuevo alcalde, debía salir. La situación ha generado malestar en las filas del PSOE de la localidad por la marcha de Agustinet y ahora la de su número dos.