Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Govern cifra la caída de la economía balear de enero a marzo en un 6,5%

Mallorca es la isla donde el impacto es menos duro pero se advierte de que los datos del segundo trimestre son todavía más negativos

El Govern cifra la caída de la economía balear de enero a marzo en un 6,5%

El Govern cifra la caída de la economía balear de enero a marzo en un 6,5%

La economía balear registró durante el primer trimestre de este año una caída del 6,5%, un descenso sin precedentes en las islas, según los datos facilitados ayer por la conselleria de Trabajo y Modelo Económico, con la advertencia de que el descenso del segundo trimestre, a la espera de ser cuantificado, ha sido todavía más duro, lo que confirma la entrada de las islas en una fase de recesión.

Un dato a destacar: la estimación del propio Govern balear es todavía más negativa que la que han hecho los empresarios, ya que el último informe elaborado por la patronal CAEB cifró este descenso del primer trimestre en un 4,5%, aunque se coincidió también en que el dato más duro va a ser el correspondiente al periodo de abril a junio, al ser el que registró la paralización de una gran parte del tejido productivo.

Según indicó el conseller Iago Negueruela, se espera que el recorte del tercer trimestre que ahora se inicia sea más suave, al coincidir con una ligera reactivación de la actividad turística.

Pero en este aspecto se pone de relieve el fuerte deterioro generado por la Covid-19, dado que 2019 se había cerrado con un crecimiento de la economía balear del 2%, y los datos de enero y febrero seguían mostrando una evolución al alza. Todo el impacto corresponde al mes de marzo, cuando se declaró el estado de alarma y se paralizó buena parte de la actividad empresarial.

Este golpe ha sido para el archipiélago mucho más duro que en su entorno, ya que el recorte en la economía española de este primer trimestre se cifra en un 4,1%, y en el conjunto de la Unión Europea en un 2,6%.

Los datos facilitados por el conseller y por el director general Llorenç Pou señalan que Mallorca ha sido la isla donde el golpe ha sido menos duro, al cifrarse la caída de su producto interior bruto en un 6,1%, frente al 6,7% de Menorca y el 8,2% de Eivissa y Formentera.

Golpe turístico

Por sectores económicos, el Govern cifra la caída más intensa en el sector servicios, con un 6,8%, en el que se enmarcan las actividades más relacionadas con el turismo. Hay que recordar que el año pasado creció un 2%.

En segundo lugar aparece la construcción, con un recorte del 5,3%, cuando su crecimiento en 2019 había sido del 3,2%.

Además, la industria cae un 4,4%, y el sector agropesquero muestra un descenso del 1,6%.

Hay que recordar que la CAEB situó a la construcción como la actividad con la rebaja más severa, de un 5,8%, seguida de los servicios con un 4,5%.

Por otro lado la Conselleria ha incluido también una estimación sobre la evolución del consumo en Balears, y ha cifrado su descenso durante el primer trimestre de este año en un 4,1%, rompiendo la evolución al alza que venía mostrando, ya que 2019 se cerró con una subida del 1,4%.

Esta última bajada en las islas se señala como más suave que la que se ha dado en el conjunto de España y que se estima en un 5,8%.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats