18 de agosto de 2019
18.08.2019
Medio ambiente

Cambio de chip con la posidonia

Los expertos constatan los avances que se han hecho después de implantarse el decreto balear que protege esta planta

18.08.2019 | 00:00

Aumento de la vigilancia. El número de barcos encargados de vigilar los fondeos en posidonia ha aumentado año tras año hasta llegar a los 15 que hay actualmente, cinco solo en Mallorca. Desde la Conselleria afirman que, aunque se han levantado más actas que el año pasado, la mentalidad de los patrones de los buques ha cambiado y hay más concienciación en la conservación de esta planta, que ocupa 650 kilómetros cuadrados en Balears

Texto: El 27 de julio del 2018 el Govern aprobó el Decreto de la posidonia, "una ley que no hizo más que reforzar lo que se venía haciendo desde hace años en la conservación de esta planta", así como indican desde la conselleria de Medio Ambiente. La posidonia está protegida desde diversas instituciones: por la Directiva Hábitats de la UE como hábitat prioritario, por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad desde 1999, por España con la Ley de protección de especies y por Balears con el decreto aprobado el año pasado. Además, está recogida en las normativas propias de los Parques Naturales y de Natura 2000, una red ecológica europea de parques.

Esta planta acuática es muy positiva para el mar por diversas razones, ya que "oxigena el agua, retiene CO2, transparenta el mar, da cobijo a los peces y reduce la pérdida de arena", apuntan fuentes de la conselleria. Además, destacan que cuando termina en las playas protege el sistema dunar y la posidonia muerta sirve de abono en estas dunas.

"Un dato interesante es que un 90% de la arena de la playa, si se mirase con un microscopio, son caracoles pequeños que crecen en la posidonia, que se llaman foraminíferos" explican estas fuentes. "La actitud está cambiando, en general la respuesta de los navegantes es muy positiva", destacan. Un ejemplo de cambio está en los chárters, ya que en sus contratos con las embarcaciones "tienen en negrita y destacado que no pueden fondear en posidonia".

Por su parte, técnicos del Instituto Balear de la Naturaleza (IBANAT) relatan que desde el año pasado y hasta 2021 Balears cuenta con 15 embarcaciones dedicadas a vigilar que los barcos no fondeen en posidonia, cinco de ellos en Mallorca que se reparten entre Calvià, Es Trenc, la zona de Portocolom, la Colònia de Sant Pere y las bahías de Pollença y Alcúdia.

El levantamiento de actas y sanciones corresponde, en cambio, a los técnicos de Medio Ambiente y a otras autoridades como la Guardia Civil. "No es un proceso instantáneo, ya que el acta llega a la conselleria, donde hay un grupo de instrucción que valora si se abre expediente sancionador o no", puntualiza el Ibanat.

Estas multas pueden ser leves, de 100 a 6.000 euros; grave, que oscila entre 6.001 y 100.000 euros; y muy grave, con una horquilla entre 100.001 y 450.000 euros, "sobre todo si son grandes embarcaciones de 40 metros de eslora o más" relatan las mismas fuentes. Los grandes buques, explican, son los que más daño hacen a la posidonia, ya que sus anclas pueden pesar entre tres y cuatro toneladas y las cadenas son "auténticas guillotinas para la planta".

Número de actas

En lo que va de temporada, en Mallorca se han levantado 55 actas, que ya superan las 48 que se pusieron en 2018 en toda Balears. Si se mira por zonas, Calvià se erige como la más conflictiva, ya que en sus playas se han puesto 30 expedientes, y 20 de ellos en Portals Vells, la zona más conflictiva.

El Servicio de Vigilancia, además, ha tenido que mover en Balears 4.075 navíos de 36.134 totales revisados, lo que supone un 11% de malos fondeos. En Mallorca este porcentaje asciende hasta el 39%, con 2.419 embarcaciones movidas de un total de 6.218 revisadas. La otra cara de la moneda es Formentera, donde se han desplazado 244 buques de un total de 19.536 examinados, lo que se traduce en apenas un 1,2%.

Una nueva cartografía

"El gran proyecto de la Conselleria será hacer la cartografía completa de toda Balears de cero a 40 metros, y estará terminada a principios del año que viene", explican los técnicos. Según apuntan, la actual está incompleta "sobre todo en Mallorca, que está detallada al 70%, falta la zona de Tramuntana, Andratx y Calvià".

Por su parte, la conselleria ha incorporado los mirafondos, unos aparatos que funcionan como un microscopio, y que permite ver el fondo del mar desde la parte más arriba del agua, para así comprobar si se fondea en posidonia.

Además, aunque se crea que la pradera de posidonia más grande del mundo sea la de Formentera, realmente es la de la Bahía de Alcúdia y Pollença, que tiene 15.900 hectáreas, equivalente a 22 mil campos de fútbol. Por su parte, la de Formentera tiene 'solo' 3.300 hectáreas. Así, en total la posidonia ocupa en Balears 650 kilómetros cuadrados de extensión, una cifra similar a la que tienen los pinares, unos 800 kilómetros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.