20 de mayo de 2018
20.05.2018
Educación

"España es el único país europeo en el que aún se enseña a hacer divisiones de dos cifras"

"Las matemáticas no son hacer cuentas: es razonar. Hay que saber matemáticas para no ser manipulado"

20.05.2018 | 02:45
Clara Grima, ayer en la Universitat.

En 1995 Clara Grima empezó a dar clases e investigar en la Universidad de Sevilla, enseñando a futuros ingenieros y dando conferencias sobre su línea de investigación a otros matemáticos (a los motivados, los que las entienden). En 2010, empezó a dirigirse al gran público, a los niños y a sus padres, a los profesores de colegios e institutos y a todo el que quiera escucharla. Ayer, los profesores y los participantes de Estalmat, disfrutaron de una de sus divertidas sesiones divulgativas de la andaluza en la que resaltó que "no hay que ser un héroe para dedicarse a las matemáticas".

¿Las matemáticas imponen?

Es importante transmitir a los niños y sobre todo a las niñas que no hay que ser una heroína para dedicarse a las matemáticas. Hace un par de siglos había una primera discriminación que era el dinero (si no tenías dinero no podías dedicarte a estudiar ciencia) y una segunda discriminación entre hombres y mujeres. Las pocas que lo consiguieron sí que fueron heroínas y hay que reconocérselo, pero los niños de ahora deben ver que no hay que ser un Einstein ni sacrificarse como Marie Curie para dedicarse a la ciencia. Y que la ciencia ya no se hace a hombros de gigante sino de montañas de enanos: los equipos son de mucha gente normal, que se esfuerza mucho, pero gente normal, no superhéroes.

"Yo es que soy de letras".

Me repatea oír eso. Nunca ha tenido sentido, pero ahora menos que nunca. Es una dicotomía que tenemos que eliminar. Y cuando mando un artículo de investigación en matemáticas me esfuerzo en que la comunicación esté bien hilada y bien escrita. Y todos somos de ciencias. Usamos el ordenador, llevamos un smartphone en el bolsillo... eso es ciencia. La ropa que llevas también es ciencia: mi madre me ponía un chaquetón que pesaba 20 kilos y pasaba frío; los chavales de ahora llevan polares que no pesan nada y pasan hasta calor. La moda es ciencia y matemática pura y dura, ahí están los patrones de costura. Todo es ciencia y también todos somos de letras, no podemos olvidar las humanidades: la ciencia se hace para la humanidad. Y sin ciencia no puedes hacer humanidades: mira la sociología y el uso del big data.

En las pruebas de PISA siempre obtenemos los peores resultados en matemáticas. Y estamos en un mundo tecnológico, ¿perdemos competitividad como país?

En matemáticas y en comprensión lectora: una cosa va con la otra. Sí, es un peligro para el país. En España la ciencia se está dejando morir, no se está inviertiendo y además, se nos suma un problema detectado a nivel mundial de caída de interés en las carreras científico-técnicas. Se está apuntando como posible causa a la manera en que se están enseñando las matemáticas en los colegios e institutos. Y eso es un problema, porque diga lo que diga Rodrigo Rato, el progreso de un país no depende ni del ladrillo ni del turismo, sino de la ciencia y la tecnología. La bajada de vocaciones es un problema que se da a nivel mundial, pero en otros países se está tomando el problema de la actualización de la enseñanza de las matemáticas como un asunto de estado y aquí no. En Francia por ejemplo Macron ha fichado como diputado a Cédric Villani, ganador de la medalla Fields [el Nobel de las matemáticas] que ha presentado un informe con 21 medidas para mejorar la enseñanza de las matemáticas. La medida 17 dice que hay que hacer de la enseñanza y la popularización de las matemáticas una prioridad nacional. A todos nos tienen que gustar las matemáticas. Y al niño que despunta en matemáticas valorarlo y aplaudirlo como al que despunta en fútbol, en vez de tratarlo como a un freak.

¿Cómo actualizar la enseñanza de las matemáticas?

Villani propone el método Singapur, que consiste en que los niños empiecen tocando y jugando con las matemáticas. Haciendo grupitos de caramelos, por ejemplo. Luego, cuando tienen el concepto claro se les enseña a escribir el símbolo y se les dice ´a esto se le llama dividir´. Tocar, escribir y luego abstraer. Aquí hay mucha gente que defiende este sistema, pero el problema es que es un cambio que hay que introducir en magisterio.

¿Tiene sentido aprender a hacer divisiones de dos cifras?

España es el único país europeo que aún enseña a dividir con dos cifras. No sirve para nada, es como calcular la raíz cuadrada a mano. Para eso está la calculadora.

Habrá quien responda: "Si tengo calculadora, para qué necesito aprender matemáticas".

Ahí está la raíz del problema: las matemáticas no son hacer cuentas. Las matemáticas es razonar, pensar; coger una situación, modelarla y resolver el problema. Y si tienes para ello que hacer una cuenta, usa una máquina que hemos diseñado precisamente para eso. Es más importante enseñar a los niños a pensar y a ser críticos que a saber dividir. Y para que sean críticos y no se les pueda manipular han de saber matemáticas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.