Llama la atención | 22 de agosto de 2023

DM

  • La descomunal manga ancha del ayuntamiento de Banyalbufar con la fiesta privada con música a todo volumen que se celebró la noche del sábado hasta casi la salida del sol, sin importar lo más mínimo el descanso de los vecinos.
  • El colapso que ayer sufrieron las urgencias del hospital de Son Llàtzer con esperas de más de ocho horas de mujeres embarazadas y enfermos cardiacos y más de cincuenta personas esperando a ser atendidas a las once de la noche.
  • La desesperación de los ciudadanos para encontrar un taxi en Palma. Una lectora denunció ayer que dos vehículos libres ignoraron su llamada en la Avenida Argentina.
  • Que los bomberos de Ibiza tuvieran que rescatar dos veces al mismo temerario excursionista en menos de 24 horas.