Transporte

Las aerolíneas piden apoyo para cumplir con las cuotas de biocombustible

Las empresas ven "complicado" cumplir los objetivos marcados por la UE para la reducción de emisiones si no hay ayudas

Repsol celebra en Canarias una jornada sobre el reto de la descarbonización del transporte aéreo y marítimo.

Repsol celebra en Canarias una jornada sobre el reto de la descarbonización del transporte aéreo y marítimo. / Ángel Medina G.

Andrea Saavedra

Comprometidos con la sostenibilidad, pero con los pies en la tierra. La aerolíneas tienen claro que caminan hacia el objetivo de llevar sus emisiones a cero, pero exigen "más apoyo" por parte de las administraciones para poder cumplir con los retos que se les imponen desde Europa, como por ejemplo la obligatoriedad de utilizar al menos un 2% de biocombustibles, o de combustible sintético (SAF), desde 2025. Una imposición de la que Canarias está exenta. Así lo explicaron representantes de Air Europa, Iberia, Ryanair y Binter en las jornadas 'Islas Canarias Oportunidades y retos de la transición energética organizadas' por Repsol y Apd en la capital grancanaria.

Los ponentes coincidieron en señalar que la solución más viable pasa por la utilización de combustible sintético (SAF) pero insistieron en que actualmente el precio de este tipo de combustibles supera por "más de tres veces" el contaminante que se utiliza hoy. "El SAF es la revelación para suprimir las emisiones de CO2 del sector aéreo, pero sin ayudas no se puede extender su uso, ya que ahora la demanda es inferior al 1% y ello se debe a que su precio es elevadísimo", apuntó la directora de Sostenibilidad de Iberia, Teresa Parejo.

Por su parte, el director de sostenibilidad de Air Europa, José Antonio Salazar, aseguró que va a resultar "complicado" cumplir con los objetivos marcados por la UE para la reducción de emisiones si no hay ayudas. Y el coordinador general de Binter, Juan Ramsden, también defendió el uso del SAF pero insistió en su "altísimo coste" y las repercusiones que esto puede tener en los billetes aéreos. "No sabemos cómo lo haremos, pero lo que está claro es que va a costar más caro y lo vamos a pagar todos cuando volemos", añadió.

El director de Asuntos Institucionales de Ryanair, David Simón, alertó además sobre los impuestos a la aviación en Europa, que hacen más atractivas rutas fuera de la UE, como los vuelos desde Dublín (Irlanda) a Agadir (Marruecos), y consideró que las políticas de sostenibilidad del sector aéreo deben "ir al son de lo que las empresas necesitan".

Según las aerolínea, la producción de combustible sintético para aviación supone una oportunidad para la España vaciada y Canarias. Parejo incluso apuntó que según un estudio su fabricación podría generar 270.000 empleos y 56.000 millones de euros en riqueza.

En otra de las mesas de diálogo de la jornada también se planteó el uso de biocombustibles en el transporte terrestre, una opción que los ponentes apoyaron por encima de la electrificación de la flota. "Los transportistas ven bien los biocombustibles, pero este es mucho más caro y hay que renovar los vehículos, por lo que necesitamos a la administración" apuntó el presidente de la Federación de Transportistas de Canarias, José Agustín Espino.