Elecciones 23J

Peaje en las autovías: del compromiso a la negociación

"En la negociación de la adenda que estamos haciendo con la Comisión Europea ya se retira esta posibilidad", afirma

El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno y candidato a la reelección, Pedro Sánchez.

El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno y candidato a la reelección, Pedro Sánchez. / EP

Agustí Sala

En vísperas de las elecciones generales del 23J, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha ratificado que no habrá que pagar peaje por el uso de autovías en 2024. Y eso a pesar de que Bruselas explicó el jueves que el plan de recuperación propuesto por España incluía un compromiso al respecto. Lo ha admitido el propio jefe del Ejecutivo y lo dijo a su vez hace unos días el director general de Tráfico, Pere Navarro, al que luego le enmendaron la plana.

En una entrevista en Televisión Española, Sánchez ha reconocido que en el plan de recuperación se incorporaba esa posibilidad, pero ha precisado que se ha retirado en la adenda que se está negociando con la Comisión Europea para obtener más recursos. Este cambio, ha explicado, responde a una “realidad dinámica”. Y es que tras superarse la pandemia de coronavirus, a partir de la que se elaboró el plan de recuperación en 2021, se pasó el año pasado a las consecuencias de la guerra por la invasión rusa en Ucrania.

Ante la pregunta concreta de si, por tanto, los españoles no pagarán más en 2024 por el uso de autovías, ha respondido con un “no” rotundo y ha dicho que, de hecho, ya están pagando 1.000 millones menos al haber levantado el Gobierno actual los peajes de muchas autopistas, como la Ap-7 o la Ap-2.

¿Qué dice el plan de recuperación?

En el apartado C28.R4 del plan de recuperación y resiliencia se prevé entre las reformas en materia de movilidad sostenible "crear un pago por uso de la red viaria de carreteras", lo que supone imponer un peaje por el uso de las autovías. Es, por tanto, una propuesta del propio Gobierno que está ligada a la obtención de fondos europeos 'Next Generation', que ascienden a 140.000 millones de euros, de los que la mitad son recursos a fondo perdido. El plan establece una serie de reformas y medidas que se deben cumplir en determinados plazos para poder conseguir el dinero. El director general de Tráfico, Pere Navarro, aseguró el pasado día 13: “El año que viene, por imposición de Bruselas, tendremos que poner peajes" durante una intervención en TV3. Inmediatamente salió el ministerio de Transportes a negarlo y lo atribuyó a una "reflexión personal del director general de la DGT, sin información y sin competencia en el tema". La cuestión apareció también en el debate cara a cara de Pedro Sánchez con Alberto Núñez Feijóo el pasado 10 de junio. Feijóo preguntó si todas las autovías gratuitas serían de pago a partir de 2024 y Pedro Sánchez lo negó diciendo que “no está incorporado en la ley de movilidad”. Lo cierto es que en el primer plan de recuperación sí que estaba prevista esta medida. Tras la propuesta del Gobierno, Bruselas recomendó introducirla en la ley de movilidad sostenible, pero no se incluyó en el proyecto de ley en el Congreso y además la tramitación de la norma se suspendió con la convocatoria de elecciones generales. En todo caso , el compromiso estaba incluido en la documentación remitida a Bruselas, como puede verse en el plan de recuperación y no fue una reclamación de la Comisión Europea, sino un compromiso del Ejecutivo español con el objetivo de obtener fondos europeos.

¿Por qué dice el Gobierno que no se aplicará?

A pesar de lo que dice el plan de recuperación, que además ha sido ratificado por Bruselas, el Gobierno insiste en que los peajes en las autovías no se impondrán a partir del 1 de enero próximo. El presidente del Gobierno ha insistido en una entrevista en TVE en que se está negociando con la Comisión Europea. "Es verdad que en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia se incorpora esa posibilidad. También es cierto que en la negociación que estamos haciendo de la adenda con la Comisión Europea ya se retira esa posibilidad [...] Hemos cambiado esa posición con la Comisión Europea, es lo que estamos negociando. Y además, en el proyecto de ley de movilidad sostenible, que redactamos y que presentaremos a las Cortes Generales en la próxima legislatura, no se incorpora", ha afirmado. La adenda al plan de recuperación ha de permitir acceder a 7.700 millones de euros en transferencias adicionales y a 84.000 millones en préstamos. A principios de año, el Gobierno hizo llegar a Bruselas su renuncia a implantar el pago por uso de las carreteras y comunicó que no se incluiría en la ley de movilidad sostenible. La razón era que no se daban las "condiciones necesarias". Ni es el momento "económico y social" idóneo, asumen, ni ayuda el "contexto político", con elecciones autonómicas y municipales en mayo y generales, que entonces estaban prevista a finales de año, según fuentes del Minsiterio de Transportes. La cuestión es que se trata de un compromiso y si Bruselas no acepta el cambio de posición, podría haber un bloqueo, como mínimo parcial, de la sexta entrega de fondos a España, que ascenderá a 8.000 millones. En todo caso, hay margen aún porque esta entrega será en junio del año que viene y el Gobierno que surja de las urnas el domingo tendrá aún tiempo para negociar sobre el tema de los peajes o el cargo por el uso de autovías. Si se suprime esta medida hab rá que incluir otra ligada al mantenimientod e la red de carreteras.

¿Qué dice Bruselas?

Además de ratificar que el compromio del Gobierno en el plan de recuperación era incluir el peaje en las autovías a partir del 1 de enero próximo, la Comisión Europa ha afirmado que evaluará esta medida cuando España presente la solicitud de pago correspondiente a este hito. “Nuestro entendimiento es que el plan español se refiere a un mecanismo de pagos por el uso de carreteras que empezará en 2024, en linea con el principio de 'quien contamina paga'”, explicó Veerle Nuyts, portavoz de la Comisión Europea. La legislación, según consta en el plan, contempla como mínimo la creación de un mecanismo de pago por el uso de las carreteras del Estado, que comenzará a funcionar a partir de 2024, de acuerdo con el principio de ‘quien contamina paga’. El cumplimiento de este hito está asociado al sexto tramo del plan de recuperación español que prevé 8.000 millones de euros. Desde Bruselas precisan que “lo que está haciendo el Gobierno con la Comisión Europea, en el marco del desarrollo del Plan de Recuperación, es ver de qué manera abordamos el mantenimiento de la red de carreteras sin abordarlo a través del pago por uso. Un plan global que pasa también por una movilidad más sostenible, promoviendo otros usos y otra movilidad, como el transporte público y su gratuidad como hemos hecho en estos últimos meses”, subrayó a principios de semana la portavoz del gobierno, Isabel Rodríguez, sobre la búsqueda de posibles alternativas.