El precio de la vivienda en alquiler experimentó en Baleares una subida del 14,5% este año 2022 hasta situarse en 13,8 euros por m2, según el último informe de precios que ha difundido este jueves Idealista.

En este sentido, el precio creció un 11,9% en Palma, hasta situarse en 12,9 euros por m2, aunque la subida más significativa tuvo lugar en Santanyí, donde el valor creció un 35,8% en el último año, seguida de Andratx, donde se incrementó un 30,8% y Alcúdia, con una subida del 28%.

Además, Sant Antoni de Portmany y Santa Eulària des Riu son los mercados más caros de las islas este 2022, con datos que se situaron este año 2022 en los 18,2 euros por m2 por delante de Ibiza, que marcó una cifra de 17,8 euros por m2.

Creciente demanda y falta de oferta

El portavoz de Idealista, Francisco Iñareta, ha señalado como "el principal problema" que ha tenido el alquiler en 2022 y que previsiblemente tendrá en 2023 es la "falta de oferta disponible" por la "creciente de la demanda" y una "oferta menguante que no encuentra reposición".

"La inseguridad que sienten los propietarios frente a desahucios y ocupaciones, y las medidas que se toman o anuncian desde el gobierno, lejos de fomentar la aparición de nuevo producto en el mercado están provocando la drástica reducción del parque inmobiliario del alquiler", ha enfatizado.

En este sentido, el portavoz de Idealista ha explicado que menos viviendas y más demandantes "resulta en una tensión de los precios". "Es probable que la tendencia continúe durante los próximos 12 meses, aunque el nivel de precios alcanzado en algunos mercados y la merma de la capacidad adquisitiva de los inquilinos podría enfriar la sangría de la oferta y la escalada en los precios", ha finalizado Iñareta.