Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alimentos

El precio del aceite de oliva ha subido un 60,5% en el año 2022

La mayor escalada se ha producido en el último trimestre, que lo ha llevado por encima de los 5 euros | Esta situación perjudica al mercado doméstico porque puede generar una reducción del consumo

Aceite de oliva. A.J. González

Los responsables de las organizaciones agrarias se venían lamentando en los últimos meses de los malos resultados que arrojaría la campaña oleícola de este año, debido a la mala situación en la que se encontraban los olivos como consecuencia de la sequía, que ha hecho que la cosecha se haya reducido en torno al un 50%. Pero también señalaban que esta merma de producción se veía compensada en parte por los buenos precios que se vienen pagando por el aceite de oliva virgen extra.

Esta afirmación se confirma analizando los datos de los precios de los productos agrarios que semanalmente ofrece la Consejería de Agricultura, que arrojan un incremento del 60,55% del precio del kilo del aceite de oliva virgen extra entre enero y diciembre, aunque durante los nueve primeros meses la evolución no ha sido tan acusada como la que se ha experimentado en el último trimestre, cuando el producto se ha encarecido un 31,25%. El aumento del ecológico ha sido de un 46,4% entre enero y diciembre y de un 18% entre octubre y diciembre

Entrando en el detalle, los datos de la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía indican que el precio del kilo del aceite de oliva virgen extra en la primera semana de enero del 2022 estaba a 3,27 euros y en la última de diciembre (día 19, ya que esta semana no se han facilitado datos) se cotizaba a 5,25 euros. La barrera de los cuatro euros no la superó el AOVE cordobés hasta primeros de octubre, que alcanzó el citado precio, cuatro euros. Desde ese momento hasta diciembre es cuando la escalada de precios ha sido mayor, pues la subida se ha producido semana a semana

De ese modo, a primeros de noviembre ya había subido 75 céntimos, para entrar en diciembre superando ya los cinco euros. En concreto, el 12 de diciembre se cotizaba a 5,15 y el 19 de este mismo mes alcanzó el precio récord de 5,25 euros el kilo.

En lo que se refiere al ecológico, aunque la diferencia de valor no ha sido tan abultada como en el virgen extra, también ha sido importante la evolución, puesto que en ningún momento del año ha estado por debajo de los 4 euros. En concreto, en enero empezó pagándose a 4,03 euros el kilo y en la última semana se aproxima a los 6 euros (5,90 el día 19).

También con el aceite de oliva virgen extra ecológico se ha dado la escalada más rápida de precios en el último trimestre, puesto que mientras que entre enero y septiembre había subido 57 céntimos el kilo, entre septiembre y diciembre la subida ha sido de 1,30 euros.

La llegada de las aguas y, por consiguiente, la mejora de la cosecha próxima podría hacer presagiar un descenso de los precios, aunque no se vea próximo. El alto precio que se está pagando por el aceite de oliva virgen extra es, como señalaban algunos expertos en la materia, un arma de doble filo, puesto que la bonanza económica que puede suponer para los productores puede convertirse en un obstáculo para el consumidor, que podría ver como inaccesible el producto y podría acabar desviándolo hacia otras grasas, como por ejemplo, la de girasol, con las dificultades que podría suponer luego recuperarlo como cliente. 

Compartir el artículo

stats