Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Pierre Ianni : “No podemos depender de las baterías de China”

“Hacen falta aranceles más altos al coche asiático hasta que la industria europea se actualice”

Pierre Ianni. MARTA G. BREA

Pierre Ianni (San Pietro in Amentea, Italia, 1952) conoce bien el sector de la automoción gallego, ya que fue director de PSA Vigo (actual Stellantis) entre 2007 y 2011. El actual gerente de uno de los principales fabricantes de motos en Argentina, Gilera (de la exGilera italiana), es también presidente de la firma viguesa Soluty Free Mobility, especializada en el renting. Este jueves analizará los retos de la industria hasta 2030 con un laboratorio de ideas en el que reúne a la Xunta, Ceaga, CTAG, Energy Lab, Shell, Breogán Motor, EDP y la Asociación Gallega del Hidrógeno. “El sector está en plena transformación global”, comenta.

El “renting” avanza y tiene ya un cuarto de la cuota de mercado en España, ¿qué falta para llegar a las cifras de otros países europeos?

Sí. Nosotros estamos acompañando este proceso importante. Como todo cambio es lento y que la gente lo acepte. En España el tema de la propiedad está más anclado, que no tienen tanto en los países del norte. Esto es un proceso, que está encaminado y que ya no se va a frenar. Es un cambio de mentalidad, y hay ofertas y players importantes. Soluty somos uno de ellos.

¿Cómo crece esa opción en Vigo o en Galicia?

Avanza de forma lenta, por ahora, pero de forma sostenida. Diría que va bien.

Organiza un laboratorio de ideas sobre el sector de la automoción, ¿qué conclusiones espera obtener?

Es sobre los retos que tiene el sector de aquí a 2030. Es una fecha que supondrá un cambio importante porque se va a obligar a todos los fabricantes a dejar de comercializar vehículos que andan solo con motores a combustión. Hay que prepararse y todos lo estamos haciendo. Nosotros queremos acompañar con este laboratorio de ideas para identificar los retos y aportar ideas de solución. Sacaremos conclusiones, tanto para fabricantes como para los municipios, que están muy involucrados porque la electromovilidad implica cambios en la estructura de las ciudades, en la forma en la que la gente se va a poder mover. No es algo sencillo y la gran mayoría no están preparadas.

En España hay un cargador cada 75 kilómetros, de los que menos en Europa.

Eso es un freno importante, porque los coches están ya actualizados en términos de autonomía, pero la gente piensa que no llega para ir, por ejemplo, a Madrid. Los cargadores que existen te permiten cargar en 5 o 20 minutos, pero si la red no está cubierta y no hay estaciones de recarga la gente va a seguir teniendo miedo al coche eléctrico. Existen una multitud de soluciones, pero eso representa una inversión importante de las estaciones de servicio, de los proveedores de energía y etc. Todos se tienen que unir para ello. También para la provisión de energía, porque necesitan mucha potencia y necesitan abastecimiento. La red eléctrica tiene que acompañar también.

Pierre Ianni, en la sede de Soluty Free Mobility. PABLO HERNANDEZ GAMARRA

Hace casi un año decía que la automoción saldría más fuerte de esta crisis de suministro, ¿sigue pensando lo mismo?

Creo que sí porque la movilidad va a ser necesaria siempre, la gente se tiene que mover, pero hay que entender cómo. No va a ser lo mismo que antes, en el centro de la ciudad hay que darle soluciones a la gente. Hay que dar soluciones y hoy no existe. La crisis de los chips no está terminada y va a llevar aun unos meses, creo, pero en cuanto a entregas está mejor que a principios de año.

Ahora se suma también una crisis logística, que deja a Stellantis Vigo sin sitio para dejar sus coches. ¿Qué cree que se debería hacer?

Son convulsiones que se dan en todo cambio importante. La crisis de los chips, por ejemplo, no la vimos venir y es consecuencia de la globalización, que no digo que sea mala, pero todo exceso es malo. Cuando un continente como Europa depende de otro continente o país es un riesgo. Europa tiene que repensar su plan estratégico en términos de industrialización para que no dependa tanto de países lejanos.

Tavares avisó de una invasión del coche chino y que hace falta establecer aranceles más fuertes, ¿cree que desplazará a las marcas hegemónicas en Europa?

Si los constructores europeos no hacen lo que tienen que hacer sí se puede dar y es un riesgo importante. Es probable que hagan falta aranceles más altos para los coches chinos, por un tiempo al menos, no de forma definitiva, pero sí hasta que la industria europea se acomode y actualice. Los chinos apostaron muy fuerte por los cambios tecnológicos y la electromovilidad en particular. Están más preparados que los constructores europeos. No podemos depender de baterías cuyos principales fabricantes están en China.

Esta semana se conocieron las ayudas del Perte VEC y solo se emplearon 800 de los casi 3.000 millones. ¿A qué cree que se debería destinar el resto?

Hay prevista una segunda convocatoria y debería centrarse en desarrollar nuevas plataformas para vehículos eléctricos y seguir apostando por las plantas de baterías. Tiene que ser para eso. También en la red de carga, mirar la cadena completa, porque no sirve de nada que se ofrezca vehículos eléctricos si no hay donde cargarlos.

En Galicia la Xunta lanzó una estrategia para el naval. ¿Cree que haría falta una de nuevas energías o de movilidad?

Es probable que eso también salga del laboratorio de ideas, que no se quedará solo en este, se harán más. Se desarrollarán ideas apuntando a todos los problemas a los que se enfrenta la movilidad en general. Pensar a largo plazo, porque queremos acompañar la revolución industrial del sector, que además de fabricantes implica a las ciudades, proveedores de energía y la población, que tiene que cambiar la mentalidad. Es complejo, porque también hay que pensar en las proveedoras que fabrican piezas para motores térmicas, son muchas.

Compartir el artículo

stats