Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Inditex

Amancio Ortega ingresa más de 15.000 millones en dividendos de Inditex desde 1998

El fundador de la firma se embolsó este lunes 859 millones, la mitad de los que recibirá este ejercicio por el 59% de las acciones | En los últimos cinco años ha logrado 7.400 millones

Amancio Ortega. EFE

Los accionistas de Inditex tienen tres fechas marcadas en rojo en el calendario. La primera es en marzo cuando la multinacional anuncia los resultados del año anterior. La segunda es en mayo cuando abona la mitad del dividendo y la tercera, en noviembre, cuando paga la otra mitad. La primera fecha se saldó con nota: en 2022 ingresó 27.716 millones, un tercio más que el año anterior, y ganó 3.243 millones, el triple de lo que obtuvo en 2020. Ese día, la compañía también comunicó que destinaría el 60% de las ganancias al pago del dividendo: 0,93 euros por acción. En total, los accionistas se repartirían casi 3.000 millones (2.898). Este dividendo se distribuye en dos pagos iguales: 0,465 euros el 2 de mayo y 0,465 euros el 2 de noviembre. Así que este lunes fue el segundo día marcado en rojo en el calendario de los dueños de Inditex ya que se repartieron la mitad de los 2.898 millones. La otra mitad la percibirán en noviembre.

Y como el fundador del grupo, Amancio Ortega, tiene el 59% del capital social, ingresó el 59%: 859 millones este lunes y los otros 859 en noviembre. En total, 1.718, la cifra más alta que ha percibido el empresario con cargo a los dividendos que reparte Inditex desde 1998. Desde ese año, y contando los 1.718 de este ejercicio, ha percibido 15.232 millones, según los informes de cuentas remitidos por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Ortega recibe las rentas por el 59% de las acciones que tiene de la firma textil a través de sus sociedades Pontegadea Inversiones —su principal brazo inversor— y Partler —sociedad en la que su hija Marta Ortega, actual presidenta no ejecutiva de Inditex, ocupa la vicepresidencia—.

El primer dividendo que el empresario cobró de Inditex fueron 1,7 millones de euros en 1998. Desde entonces ha superado los 15.000. La primera vez que pasó de los 100 millones fue en 2003 cuando cobró 128; la primera que sobrepasó los 500 fue en 2010 con 511; y la primera vez que superó la barrera de los 1.000 fue en 2016 cuando se embolsó 1.108.

La previsión es que supere los 2.000 millones el año que viene, ya que el consejo de administración de la multinacional acordó establecer un dividendo extraordinario de 0,40 euros por acción para el ejercicio 2022, que se sumará al dividendo ordinario para ser distribuido a lo largo de 2023. Solo por el dividendo extraordinario Amancio Ortega logrará 850 millones más que en 2022.

El último quinquenio ha sido especialmente provechoso para el fundador de la firma en cuanto a los dividendos que ha recibido por los 1.848 millones de acciones que posee de Inditex a través de Pontegadea Inversiones y de Partler Participaciones. En estos últimos cinco años ha recibido 7.409 millones casi la mitad de los 14.561 que ha ganado desde 1998.

Una gran parte del dinero que logra de los dividendos los invierte en el sector inmobiliario. Y precisamente el valor de su cartera de inmuebles durante el año pasado alcanzó los 14.075 millones, una cifra cercana a los 15.232 que ha percibido por sus acciones desde 1998.

Con menos de un tercio de los 859 millones que ingresó ayer, la semana pasada adquirió un edificio de oficinas en Glasgow (Escocia) por 237 millones. El pasado verano compró otro inmueble en Londres, ubicado en la plaza de St. James, por 220 millones.

La segunda mayor accionista de compañía, con un 5%, es su hija Sandra Ortega que ingresará este año 146 millones por el dividendo de los que ayer le fueron abonados 73 correspondientes al primer pago.

Desde que comenzó a distribuir dividendos en 1998, el gigante gallego ha repartido más de 25.800 millones de euros entre sus accionistas, de los que Amancio Ortega se ha llevado el 59% y Rosalía Mera, primero, y Sandra Ortega, después, el 5%.

Compartir el artículo

stats