Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol

Qatar 2022: Cuando Rubiales jugó en el Mallorca

El presidente de la Federación Española militó en el filial bermellón en la temporada 99-2000 y debutó con el primer equipo en la Copa Intertoto

Luis Rubiales protege el balón en un partido contra el Barcelona B en el desaparecido Lluís Sitjar. DM

Inmerso en los últimos años en diferentes polémicas desde que alcanzó la presidencia de la Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales tiene en su trayectoria como futbolista profesional un curioso paso por las filas del Real Mallorca.

Nacido en Las Palmas en agosto de 1977, Luis Manuel Rubiales pasó por las canteras del Valencia y Atlético de Madrid tras haber debutado con solo 15 años con el primer equipo del Motril. Las lesiones impidieron su progresión y acabó firmando en 1997 por el Guadix (Segunda B). Un breve paso por el desaparecido Granada 74 y otra vez por el Guadix, con lesiones incluidas, precedieron su llegada al Mallorca.

Aterrizó en el verano de 1999, vistiendo de corto por primera vez a las órdenes de Juan Ramón López Caro en el Mallorca B. El técnico de Lebrija acababa de llegar, procedente del Melilla, para hacerse cargo de un filial bermellón que había descendido de Segunda División. 

Con una treintena de futbolistas a su disposición (los pocos que quedaban, los que volvían, los ascendidos del juvenil y los nuevos fichajes), el primer día de entrenamiento, en el Lluís Sitjar y bajo un sol de justicia, López Caro ordenó dar vueltas al campo. Habían comenzado pasadas las nueve de la mañana y sobre las 10:30 los jugadores aún corrían. Por lo menos Rubiales, que marchaba destacado a buen ritmo y tras haber doblado a más de un compañero. En el grupo que le perseguía a distancia estaban, entre otros, Buades, Robles, Chando, Álvaro Novo, Romerito, Jonathan Sesma, el ya fallecido Raúl Valencia, Jesús Perera o el portero Miki Garro, uno de los que más sufrió aquel día.

Tras quedar apeado de la Copa Intertoto, en julio del año 2000 Rubiales dejó el Mallorca para fichar por el Lleida de Segunda B

decoration

Rubiales, un portento físico, se quedó en aquella plantilla. Lateral izquierdo rápido y fuerte, suplía sus carencias técnicas con su intensidad y pelea. Esa temporada jugó 30 partidos, 25 como titular, viendo 6 tarjetas amarillas y una roja.

Debut con el primer equipo

En el verano del 2000 pasó a la primera plantilla con Miquel Soler y Lluís Carreras en un equipo que iba a dirigir Luis Aragonés en la temporada 2000-01, ¿qué hacía Rubiales ahí? Respuesta: el Mallorca tenía que jugar la Copa Intertoto, un invento que se sacó de la manga la UEFA y que fue el predecesor de las rondas previas en las competiciones europeas.

Al Mallorca le tocó en la primera eliminatoria el Ceahlăul Piatra Neamț de Rumanía. Los partidos se tenían que jugar en julio (el día 1 en Son Moix y el 8 a domicilio). El club decidió que la plantilla del filial defendiera el escudo bermellón, dos partidos en los que Rubiales fue titular. Los dos únicos encuentros oficiales que jugó como futbolista del Mallorca.

Tras la eliminación (2-1 en Palma, con goles de Pelegrín y Güiza; y 3-1 en Rumanía, tanto de Güiza), Rubiales se marchó al Lleida de Segunda B, en donde inició una carrera que le llevó al Xerez, Levante (5 temporadas, con dos ascensos a Primera), Alicante CF y Hamilton escocés, en donde colgó las botas a los 32 años.

Rubiales habla con el rey Felipe en el partido de España contra Costa Rica, en Qatar. Efe

Tras su retirada, el carácter que ya le había llevado a ser un jugador muy reivindicativo en los vestuarios le impulsó a la presidencia de la AFE (Asociación de Futbolistas Españoles). En marzo de 2010 fue elegido presidente, cargo que ostentó hasta que en 2018 renunció para optar a la Federación Española (es presidente desde mayo de ese año). Es además vicepresidente de la UEFA desde el año 2019.

Desde que Rubiales, licenciado en Derecho, accedió a la presidencia de la RFEF, se ha visto envuelto en varias polémicas tras filtrarse conversaciones suyas, especialmente la que mantuvo con el ya exfutbolista y empresario Gerard Piqué en relación a la Supercopa de España. 

Compartir el artículo

stats