Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

FÚTBOL

El sucesor de Miquel Bestard cobrará 100.000 euros en el cargo de presidente de la Federación de Fútbol de Baleares

A la presidencia le tocarán 70.000 y a la secretaría el resto, un presupuesto aprobado durante la Asamblea Ordinaria

Luis Rubiales, presidente de la Española, agradece a Miquel Bestard su trabajo al frente de la FFIB. FFIB

Lo más destacado de la asamblea de la Federació de Futbol de les Illes Balears, además obviamente de la bomba de la renuncia del presidente Miquel Bestard, fue la implantación de una partida de 100.000 euros para la profesionalización de la presidencia y secretaria general de esta territorial.

Este fue un punto muy comentado en la asamblea ya que supone que el máximo mandatario de la Balear pase a cobrar una nómina o una cantidad de dinero fija cada mes, circunstancia que hasta la fecha en la de fútbol no sucedía.

Esta propuesta, que fue aprobada por mayoría de los asambleístas, fue magistralmente defendida y expuesta por el contable de la federación, Álex Llaneras. Este experto en cuentas dijo que ese dinero sale de la Española y que “ustedes pueden aceptarlo o no en la votación pero tiene una filosofía finalista por lo que si no lo cogemos perderemos este dinero”. “Esta cantidad no saldrá de los clubes de Balears, sino de una partida que tiene la Española para cada territorial de cara a que estas federaciones autonómicas puedan profesionalizarse y adecuarse de la mejor manera a mejora estratégica”, dijo.

Hubo algún asambleísta que preguntó si se podría exigir alguna responsabilidad jurídica o penal a los asambleístas si se hiciera mal uso de este dinero. El asesor jurídico de la Balear aseguró a los presentes que no, que la responsabilidad sería de la persona que ha empleado mal esta cantidad.

En la votación hubo mayoría de síes y ningún no. La cantidad en 2022 son 100.000 euros que se irá incrementando con el paso de cada año. A la presidencia más o menos le tocarían 70.000 y a la secretaría el resto.

Los otros dos puntos que se aprobaron fueron modificaciones en el código disciplinario. Se cambia la norma en la que, si un jugador que también es entrenador se le sanciona leve, de uno a tres partidos, podrá jugar o entrenar en donde no haya sufrido la sanción, no como ahora que se quedaba sin jugar o entrenar en ambas facetas. Si la sanción fuera grave no podrá participar en nada.

Por otra parte, se ha cambiado también que las sanciones por meses se apliquen en los meses de competición ya que hasta la fecha a los que se les sancionaba en mayo o junio cumplían la sanción en julio, agosto y septiembre, meses que no hay Liga.

No se aprobó que si un jugador que tiene la baja médica de la Mutualidad y juega pueda ser alineación indebida. Hasta la fecha, aunque muchos clubes lo han denunciado, no se considera alineación indebida que un futbolista con la baja pueda jugar.

Por último, se aprobó el presupuesto del ejercicio pasado y la propuesta del presente. También se dijo que la cuotas federativas y arbitrales no sufrirán modificación en la próxima campaña.

Compartir el artículo

stats