El hockey mallorquín está de luto. Este viernes, 22 de abril, ha fallecido en Palma, a los 64 años, Pere Ginard, víctima de un cáncer. Ginard fue todo un referente del Espanya Hockey Club. Nacido en la calle Cecilio Metelo de Palma, justo al lado de la plaza de los patines, hizo prácticamente de todo en el club palmesano. Fue guardameta del Universal, equipo filial del Espanya, y entrenador de las categorías base, siendo el artífice de la gran proyección que adquirirían con el tiempo jugadores como Pau Seguí o Riudala, entre otros. Consiguió además varios ascensos a Primera con el primer equipo.

Cuando se creó la sección de hockey en línea se desvinculó del Espanya. Era 1977. Pero no del todo. Con multitud de amigos en el club, entre ellos el presidente Mateu Martorell, organizó los actos del 40 aniversario del Espanya HC, hace diez años.

Los que le conocen le consideran un emprendedor. Guillermo Obrador, jugador del Espanya desde 1973 hasta 1990 y gran amigo de Ginard, lamenta la pérdida "de una gran persona, que lo fue todo en el club. Era un enamorado del hockey, pero estaba ligado a múltiples actividades". Entre ellas, el squash, fue directivo de la Federación Balear de Pádel -estaba ligado al Club Cabana-, fue árbitro de hockey y fue miembro de la Federación Balear de Patinaje. El próximo lunes, día 25, se celebrarán las exequias en Bon Sosec, entre las 14.30 y las 18.30.