Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LaLiga SmartBank

Incidentes al término del derbi asturiano: agresión a Femenías y bronca del Sporting con la Policía

La tensión entre los jugadores del Real Oviedo y del Sporting siguió dentro del túnel de vestuarios: "Hay gente que su trabajo es proteger, no pegar a los jugadores", lamenta Martí, entrenador rojiblanco

Trifulca entre los jugadores de Sporting y Oviedo.

El término del derbi asturiano entre el Sporting y el Real Oviedo fue tenso en el campo, con una agresión de Rivera y otros jugadores del Sporting a Femenías, y también en las gradas, donde la Policía Nacional tuvo que intervenir para mediar entre aficionados que estuvieron a punto de llegar a las manos. Los nervios llegaron del césped a la grada y testigos presenciales aseguran que los cuerpos de seguridad retuvieron a algunas de las personas implicadas en los incidentes. Delegación del Gobierno confirmó a LA NUEVA ESPAÑA, diario perteneciente al mismo grupo editorial que este medio, que no hubo ninguna detención, aunque sí que se pusieron cinco actas por infracción a la Ley del Deporte entre los aficionados.

Los futbolistas del Sporting recriminaron a la Policía Nacional lo que consideraron una agresión a Aitor, aunque los cuerpos de seguridad defienden que fue muy complicado trabajar en esas condiciones por la falta de movilidad que tenían en espacios reducidos y que en ningún caso pretendieron agredir a los jugadores rojiblancos. El propio Cuéllar, portero del Sporting, se refirió a esas supuestas agresiones en declaraciones después del partido: “Ha habido un par de compañeros que se quejaron de agresiones de la policía y quiero dejar constancia. La Policía se ha excedido”, añadió. También Martí, entrenador rojiblanco, habló en esa línea: “Hay gente que su trabajo es proteger, no pegar a los jugadores”.

La tensión entre los jugadores de los dos equipos llegó a los vestuarios, donde siguieron las discusiones, con acusaciones y enfrentamientos. Los cuerpos de seguridad trataron de evitar que el conflicto fuera a más.

El acta del encuentro reflejó dos expulsiones una vez finalizado el encuentro y a instancias del VAR: a Christian Rivera, “por golpear con su mano en la cara con fuerza excesiva al guardameta adversario” y a Berto por “lanzar dos patadas a la altura de la pierna al guardameta visitante sin llegar a impactarle”. A su vez, el acta refleja un lanzamiento de objetos al acabar el choque: “Se lanzó desde la grada en la zona de acceso a vestuarios una zapatilla que impactó sin causar lesión aparente sobre un miembro del equipo visitante”.

Compartir el artículo

stats