Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Voleibol

El Feníe Energía se reinventa en su primera temporada sin Dreyer

Bernal inicia el sábado en la Superliga el relevo tras siete años del técnico brasileño en el club

Plantilla al completo del Feníe Energía Mallorca Voley Palma sobre el parquet de Son Moix. | GABRIEL RUBERT

El año I después de Marcos Dreyer en el Feníe Energía Mallorca Voley Palma marca este sábado, a las 17:00 horas, su kilómetro cero en la Superliga 2021-22. Con un nuevo inquilino en el banquillo y estrenando denominación, el equipo que ahora dirige Abel Bernal, alternándolo con las funciones de jugador, viajará hasta Lugo para medirse al Arenal Emevé en la jornada inaugural de un curso que no está exento de exigencia tras haber alcanzado la final de la Copa del Rey la pasada campaña.

La salida del entrenador brasileño, tras siete temporadas en el club –desde la Primera Nacional hasta el histórico doblete en Superliga y Copa de 2017–, marca un punto de inflexión en la entidad junto con la llegada del nuevo patrocinador principal, que evitó sobre la bocina la renuncia de la entidad de Ciutat a su plaza en la máxima categoría al no poder hacer frente económicamente a la inscripción.

La figura de Dreyer, entrenador y presidente desde que Damià Seguí abandonó en 2017 su papel de mecenas del proyecto, ha encontrado su relevo natural con caras conocidas en los últimas cursos. Si Bernal se encarga junto con la asistencia de Andrés Rodríguez de la parcela deportiva, Carlos García es quien toma las riendas en los despachos como máximo responsable. Su experiencia previa en el club es su principal credencial para llenar ese vacío.

La plantilla del Feníe Energía mantiene la base del pasado curso con el opuesto Rodrigo Pernambuco o el líbero internacional español Dani Ruiz, que renovaron a pesar de la incertidumbre institucional, como pilares fundamentales. El receptor uruguayo Renzo Cairús asume los galones de capitán como jugador decano en el club desde 2014. Repite el cuarteto de jugadores de la isla formado por Juan Lladó, Guillem Pont, Toni de la Rosa y Álex Sánchez (los tres últimos, el año pasado, fueron subcampeones de España Sub-18).

Cuatro caras nuevas

Las bajas de los receptores Juanmi González y Gaby del Carmen, los centrales Elvis de Oliveira y Valter da Cruz, además del colocador Ricardo Perini, han sido suplidas por cuatro fichajes con recorrido en la Superliga. El caboverdiano Manu Furtado, procedente del Guaguas, junto con el taiwanés Sunny Wu, que militó en el Voley Textil, refuerzan el centro de la red. Chema Giménez aterriza desde Lugo en la recepción, mientras que Ignacio Sánchez, director de orquesta del Unicaja Almería, llevará la batuta.

Bernal

Abel Bernal se estrena este curso como técnico de una Superliga que presume como «una de las más igualadas» que recuerda en su larga trayectoria como central. El entrenador, y jugador, del Feníe Energía Mallorca Voley Palma prioriza el hecho de «no mirar más allá de nosotros mismos, y luego ya nos mediremos con el resto», asumiendo que al Guaguas «la Liga se le queda pequeña y luchará por otros objetivos, aunque detrás estaremos unos cuantos equipos que nos hemos reforzado para tener un año bonito».

El madrileño, de 40 años, valora que los fichajes «han demostrado su nivel». «Creo que son jugadores que encajan perfectamente en la filosofía del club y espero que aporten su mejor versión», explica. En cuanto a la presencia de canteranos mallorquines, Bernal reconoce que cuenta con ellos «igual que el año pasado y deben demostrar que les podemos dar mayores oportunidades».

Plantilla

Plantilla

Compartir el artículo

stats