Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol

Xisco Muñoz toca el cielo en cuatro meses

El entrenador manacorí ha devuelto al Watford a la Premier League logrando dieciséis triunfos en veinticuatro encuentros

Xisco Muñoz celebra eufórico el ascenso a la Premier League con el Watford.

Es difícil tocar el cielo en tan poco tiempo. Xisco Muñoz (Manacor, 1980) llevó el sábado al Watford a la Premier League al conquistar un histórico ascenso en un tiempo récord. Porque el entrenador mallorquín llegó en diciembre al conjunto británico, que era quinto en la ‘Championship’, en un mar de dudas y a cuatro puntos de las posiciones que le dan el billete para el regreso a la elite. Solo cuatro meses después, ya podrá presumir de haber devuelto a los Hornets a una categoría en la que competirá con el Manchester City de Guardiola, el Chelsea de Tuchel o el Liverpool de Kloop. Casi nada.

«No sé cómo lo voy a celebrar, pero me siento muy feliz. Primero por los aficionados, segundo por los jugadores, tercero por mi familia y mis hijos. A veces, cuando eres el entrenador, sabes cuánto trabajo hay detrás para llegar a esta situación», explicó eufórico tras el triunfo frente al Millwall (1-0). No es para menos. Con un bagaje muy corto en los banquillos, ya que fue campeón de la Liga de Georgia con el Dinamo de Tiflis en 2020 después de colgar las botas como futbolista en 2016, el mallorquín ha demostrado que ha dado con la tecla en un club tan exigente y que estaba obligado al ascenso. De hecho, había devorado a cuatro técnicos antes de su llegada en apenas un año.

«No sé cómo lo voy a celebrar, pero estoy muy feliz», confesó el sábado tras lograr el ascenso a la elite

decoration

Muñoz, a falta de dos jornadas para el final y con el Norwich también ascendido, ha logrado lo más difícil. Ha dotado a su equipo de una fiabilidad defensiva desconocida hasta su llegada y haber elevado su pegada de forma sustancial. En Inglaterra destacan que ha sabido transmitir confianza a unos futbolistas que estaban muy presionados con el objetivo. «Tenemos jugadores experimentados para todas las situaciones, con una misma ambición. Es un momento especial y esto es ante todo porque tenemos un muy buen equipo. Tengo la mejor plantilla del campeonato y dimos el máximo en todos los partidos», resaltó. Y tanto. Su Watford sumó dieciséis triunfos, con tres empates y solo cuatro derrotas en veinticuatro partidos, una dinámica espectacular que le llevó, sin ir más lejos, a ser nombrado como el mejor técnico del mes de marzo de la Segunda inglesa.

El cuerpo técnico de los Hornets tiene más acento mallorquín con su hermano Miguel Ángel y Roberto Cuesta

decoration

En el éxito del Watford hay más acento mallorquín que el del propio Xisco, que como futbolista ganó una Liga, una Copa de la UEFA y una Supercopa de Europa con el Valencia en 2004. Su hermano Miguel Ángel es el analista y asistente táctico y tenía experiencia en el Nàstic y Valencia, mientras que Roberto Cuesta, que había dirigido al Llubí, Margaritense, Petra y Murense en la Regional de la isla, es su ayudante. Ahora podrán competir ante clubes que están en la elite mundial. Un sueño cumplido. Se lo han ganado.

Compartir el artículo

stats