Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cartulina morada | Misma pasión, diferentes sueldos

El movimiento orquestado esta pasada semana por Marco Asensio fue un bonito gesto en un mundo en el que todavía quedan muchos pasos que dar

Misma pasión, diferentes sueldos

Misma pasión, diferentes sueldos

No les descubro nada si les hablo de las atrocidades que, quizás en demasiadas ocasiones, circulan por Twitter. La pasada semana, sin ir más lejos, se disputaba el partido de cuartos de final de la Champions que enfrentaba a Real Madrid y Liverpool. María Isabel, jugadora de la selección femenina de fútbol y meta del conjunto blanco, publicó un tuit en el que aparecía una foto suya y otra de Marco Asensio, acompañado por un texto muy simple: «Misma pasión». Un mensaje que tan solo pretendía mostrar que en el fútbol, independientemente del género, los sentimientos se viven de manera igualitaria. Cualquier atisbo de polémica, tras una publicación como esta, sería extraño, pero en Twitter todo es posible. En las respuestas al post de la futbolista empezaron a aparecer comentarios machistas de lo más desagradables que llevaron a su autora a retirar la publicación de la red social. Lo que sucedió después fue pura magia. El futbolista mallorquín del Real Madrid publicó un mensaje, con las mismas imágenes, y añadió el siguiente texto: «Misma pasión. Que nada ni nadie te impida decir lo que piensas». A la iniciativa de Asensio le siguieron miles de tuits de futbolistas y clubes mostrando su apoyo a la jugadora y subrayando la igualdad en la diferencia. Lo que unos pocos trataron de maltratar, otros se encargaron de enaltecerlo. Está claro que la pasión es la misma, ahora el siguiente paso es luchar por un mismo sueldo, un mismo convenio colectivo y unas mismas condiciones laborales. Todavía quedan muchos pasos que dar, pero el gesto de Asensio fue, sin duda, un bonito empujón.  

Brote en el vestuario: Es momento de que los jugadores tomen conciencia de lo que se juegan

Haciendo números, yo sí que he cogido la calculadora, creo que la única posibilidad de que el Mallorca no ascienda de forma directa a Primera División es que un brote de coronavirus entre en el vestuario del conjunto bermellón y fulmine a gran parte de la plantilla rojilla. Luis García Plaza insistió ayer en recordar que todas las medidas se están tomando a rajatabla, «al menos en todo lo que nosotros podemos controlar», puntualizó el técnico madrileño. No estaría de más que el preparador rojillo recuerde a los suyos todo lo que tienen entre manos en estas últimas jornadas. Para hacer barbacoas con los amigos, traer compañeros de la península a casa por puro ocio o entrenar con equipos que no toca, ya habrá tiempo más adelante. El Mallorca ha tenido suerte de tener solo a dos contagiados en este último brote que ha sufrido el vestuario, pero nadie te puede asegurar que la próxima vez el virus no afecte a más jugadores. Estaría feo no ascender por incomparecencia del equipo, qué quieren que les diga.

El revuelo de Xavi Calm: Desde su llegada al banquillo, el Atlético Baleares no ha perdido

He de reconocer que fui la primera que desconfié del nombramiento de Xavi Calm al frente del Atlético Baleares. ¿Qué podía hacer el bueno del técnico catalán que no hubiera logrado como segundo de Jordi Roger? Mismos jugadores, misma escuela, pocos cambios en el once y una misma filosofía. Pues mírenle. Desde que dirige al conjunto blanquiazul, los mallorquines todavía no han perdido un solo partido, suman 10 de los 12 últimos puntos disputados y acaban de meterse de lleno en la lucha por jugar, la temporada que viene, en la Primera RFEF. Sigan.

Compartir el artículo

stats