Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Minuto 91

Alegrón en casa de un grande

Jornada fructífera para el Mallorca, junto al Leganés el único que ha ganado en la zona de abajo, y que recibe la felicitación del modestísimo Eibar, un gesto loable que rara vez se produce

Kubo, uno de los destacados en Ipurua, disputa el balón con Cristóforo.

Kubo, uno de los destacados en Ipurua, disputa el balón con Cristóforo. Lof

Permítanme que empiece comentando un hecho que, desgraciadamente, no suele ser habitual en el mundo del deporte, del fútbol al menos. Que el equipo derrotado felicite al ganador de la forma en que lo ha hecho el Eibar. "Enhòrabona Mallorca. Felicidades por el partido que habéis realizado, por los tres puntos y ¡buen viaje de regreso a casa!". En ocasiones, los clubes más modestos son los más grandes, seguramente no en el campo, pero sí en deportividad y educación, como es el caso de esta admirable entidad, que año tras año consigue el milagro -eso sí que lo es- de lograr la permanencia en Primera.

Una jornada redonda. El Mallorca ha sido junto al Leganés, el único equipo de la zona baja de la tabla que ha sumado los tres puntos este fin de semana. La victoria en Ipurua y de los pepineros en Villarreal, y las derrotas del propio Eibar, Espanyol y Valladolid, y el (buen) empate del Celta en Getafe aprietan un poco más la clasificación en la zona pantanosa. Quedan once partidos, 33 puntos en juego, de los que el grupo de Moreno deberá sumar quince, punto arriba, punto abajo. Sigue estando muy complicado, pero la mejor noticia de la jornada es que, desde ahora, hay dos equipos más en la lucha por eludir el descenso, el Valladolid y el Eibar, a cuatro y dos puntos respectivamente, aunque los guipuzcoanos con el partido pendiente de mañana ante la Real Sociedad.

Tras el partidazo de Dani Rodríguez, la pregunta ahora es si seguirá formando pareja con Baba en el centro del campo en detrimento de Salva Sevilla, ausente en Eibar por sanción. Apuesten a que el almeriense jugará de inicio ante el Barcelona, entre otras cosas porque no se recuerda un solo partido en el que Salva Sevilla no haya sido titular con Moreno no mediando lesión o sanción. En cualquier caso, juegue donde juegue, Dani RodríguezDani Rodrígue es el mejor jugador del Mallorca de la temporada, por su entrega, potencia, espíritu de sacrificio y llegada. En Eibar marcó su quinto gol, y seguro que no será el último.

La amenaza del coronavirus está haciendo estragos en el mundo del deporte. Si nos ponemos a contar los acontecimientos que se han suspendido en las últimas semanas o se van a disputar a puerta cerrada, es para no parar: el maratón de Barcelona, las primeras pruebas del Mundial de MotoGP en Catar y Tailandia, un buen número de partidos de fútbol de la Serie A italiana, la primera prueba de las Series Mundiales de triatlón en Abu Dabi y, a puerta cerrada, el inicio del Mundial de Fórmula Uno en Bárein. Y lo que vendrá. Entre otros, los partidos de selecciones a finales de este mes, con el trasiego de jugadores de un lado a otro del mundo, con todo lo que ello implica. Y, a lo lejos, la Eurocopa y los Juegos de Tokio. Queda mucho, pero la sombra del coronavirus es cada vez más alargada.

Crisis real del Atlético Baleares. Ya no hay motivo para esconderlo. El Atlético Baleares está en crisis. Ante el Ibiza sumó su segunda derrota consecutiva, la primera en el Estadi Balear. Con el agravante de que los dos próximos partidos son fuera, donde el equipo de Mandiola presenta unos números muy mediocres. La primera plaza corre peligro. Ante el conjunto de Alfaro decidió la mala suerte, pero también la forma de afrontar el partido.

A la quinta fue la vencida. El B the travel saboreó el triunfo después de cuatro derrotas. Y no uno cualquiera, ante el colíder Gipuzkoa, que debe suponer un punto de inflexión.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats