Antoni lliteres canta Turandot en el Liceu

Un momento de la representación. | LICEU

Un momento de la representación. | LICEU / pere Estelrich. palma

Pere Estelrich i Massutí

Pere Estelrich i Massutí

El tenor mallorquín Antoni Lliteres canta en la ópera Turandot de Puccini que estas semanas ofrece el Liceu de Barcelona para celebrar los veinticinco años de esa producción que en su momento dirigió Núria Espert y que ahora ha revisitado su nieta, Bàrbara Lluch, una de las directoras de escena más solicitadas del momento.

Lliteres canta el rol de Pong, uno de los tres ministros imperiales, tres personajes importantes en ese título que el compositor dejó inacabado, pues murió antes de haberlo concluido.

Para Lliteres ese papel se suma a los que ya había cantado antes en el escenario barcelonés, pues debutó en la temporada 2021/22 con Píkovaia, dama de Tchaikovsky. La temporada pasada también cantó en Il trovatore de Verdi y hace unos meses participó en el proyecto L’òpera dels amics, en el que diferentes personas famosas eligieron sus fragmentos operísticos favoritos.