Entretenimiento

El renacer del blockbuster: ¿por qué han vuelto las ganas de ir al cine?

El éxito de 'Top Gun: Maverick', 'Avatar: En sentido del agua', 'Creed III' o 'Scream VI' señala la necesidad de los espectadores de volver a disfrutar de los filmes en salas

Tom Cruise, en una imagen de ’Top Gun: Maverick’.

Tom Cruise, en una imagen de ’Top Gun: Maverick’. / PARAMOUNT PICTURES

Desirée de Fez

No hace mucho se viralizaron las imágenes en las que Steven Spielberg, en el almuerzo de los nominados a los Oscar, abrazó a Tom Cruise y le felicitó por haber salvado el cine con el espectacular éxito de 'Top Gun: Maverick' (2022), una de las películas más taquilleras de la historia. Le dijo: "¡Le has salvado el culo a Hollywood!". La película de Cruise podría señalarse como el punto de partida del renacer del blockbuster. El éxito de la secuela tardía de 'Top Gun. Ídolos del aire' (1989) podría haber quedado perfectamente en un fenómeno aislado, pero por suerte no ha sido así.

Desde el estreno de 'Top Gun: Maverick' en mayo del año pasado (lleva recaudados más de 1.493 millones de dólares en todo el mundo), ha habido varias películas de entretenimiento, muchas de ellas (no todas) de presupuestos generosos, que se han convertido en auténticos blockbusters. Algunas eran éxitos más o menos esperados, como 'Avatar: El sentido del agua' (2022). Pero otras no lo eran tanto.

Dejando a un lado los grandes e inesperados éxitos de terror del año pasado y lo que va de este (como 'Smile' o 'Barbarian'), a los que ya se han dedicado numerosos artículos, y centrándonos en un cine menos específico y con voluntad de llegar al mayor número de espectadores, también han sido grandes éxitos de taquilla en Estados Unidos (y, las estrenadas internacionalmente, en el resto del mundo) 'M3GAN' (2022), 'Creed III' (2023), 'Scream VI' (2023) y 'Oso vicioso' (2023). La última (aquí se estrena el 31 de marzo) es una comedia negra de acción sobre un oso que enloquece tras comerse un cargamento de cocaína.

Películas "bien hechas"

¿Por qué sucede esto? ¿Han vuelto las ganas de ir al cine? Quizá la clave sea que han vuelto las ganas de volver al cine a ver películas que, de alguna manera, tienen el 'mood' de los blockbusters de otro tiempo. No es tanto una cuestión de nostalgia, que solo funciona en algunos de los casos citados, como de agradecer tener otra vez la opción de ir a una sala de cine a ver películas de entretenimiento “bien hechas” (esto no es ninguna tontería, es clave), con empaque y con la aventura y/o la emoción en primer plano.

Las razones pueden ser muchas y ninguna en concreto. Una podría ser cierto agotamiento de los espectadores ante determinados universos y franquicias de héroes y superhéroes: la taquilla de 'Ant-Man y la Avispa: Quantumanía' (2023) ha sido un fracaso para Marvel (en relación a los números que ellos manejan). O, más evidente, el agotamiento evidente de algunas fran-quicias y universos en sí mismos.

Por un lado, el público tiene la necesidad descubrir relatos nuevos, de ahí el éxito de 'M3GAN', 'Oso vicioso' o 'Llaman a la puerta' (2023). También de acercamientos menos perezosos a los que ya conoce ('Top Gun: Maverick', 'Creed III' o 'Scream VI'). Por otro, quiere ver películas bien hechas y acabadas, que no parezca que han sido resueltas con piloto automático o estén directamente inacabadas, que luzcan distintas a las series de televisión de los mismos universos, en las que no se perciba el desconcierto de los actores al saberse perdidos en un croma infinito y que, de alguna forma, pidan ser disfrutadas en pantalla grande. Los blockbusters citados en este artículo cumplen esos mínimos que, a día de hoy, han dejado de ser tan mínimos. La mayoría, además, están magníficamente ejecutadas. 

La sala como espacio lúdico

Aun así, tampoco hay que desmerecer otra posible razón del éxito de estas película. Se trata de las ganas de los espectadores de recuperar las salas como un espacio lúdico, de entretenimiento. En realidad, esto último no es tan distinto de la actual fiebre por asistir a conciertos multitudinarios (al precio que sea), de recuperar la experiencia colectiva y de celebración que la pandemia y el confinamiento nos negaron.

En el caso del cine, como la oferta en plataformas es tan abundante y rica, es probable que muchos espectadores dejen para casa las propuestas más pequeñas y elijan ver en salas las que tengan esa naturaleza colosal, festiva y celebratoria. De ahí el éxito de los títulos citados, o del que seguramente tendrán otras películas en la línea (entretenimientos con empaque, que van de frente, destinados a un público variado), entre ellas 'John Wick' (2023), 'Dragones y mazmorras' (2023) y 'Super Mario Bros.: La película' (2023), las dos últimas con el atractivo añadido de estar destinadas sobre todo a un público infantil y juvenil. Estas películas llegarán las próximas semanas.

Más adelante le tocará el turno, en lo que se augura un año repleto de blockbusters, a títulos como (entre otros) 'Posesión infernal: El despertar' (abril); 'La sirenita', 'Fast X 'y 'Guardianes de la Galaxia Vol. 3' (mayo); 'Indiana Jones y el dial del destino' y 'Transformers: el despertar de las bestias' (junio); 'Oppenheimer' y 'Misión imposible: Sentencia mortal, parte 1' (julio); 'Dune: Parte 2' (noviembre) e incluso 'Barbie' (este verano).