Artes Escénicas

Pep Ramis (Mal Pelo): «En danza, hemos de mirar más a largo plazo y ampliar circuitos»

La compañía Mal Pelo ha sido premiada por ‘Highlands’, una pieza «muy coral» que cierra su cuatrilogía del Bach Project

Pep Ramis y María Muñoz codirigen la compañía Mal Pelo.

Pep Ramis y María Muñoz codirigen la compañía Mal Pelo. / Guillem Bosch

Mar Ferragut Rámiz

Mar Ferragut Rámiz

Con su trabajo en la compañía Mal Pelo, del manacorí Pep Ramis hace años que se suele decir que ‘lo ha ganado todo en la danza’, al tener en su haber reconocimientos como la Medalla de Oro de la Academia de las Artes Escénicas de España 2022, el Premi Nacional de Catalunya 2002 o el Premio Nacional de Danza en 2009. Pero todo todo no lo había ganado: le faltaba un Ciutat de Palma Margaluz de Artes Escénicas.

Lo recogió ayer en nombre de toda la compañía por la obra Highlands, la última pieza de una cuatrilogía con música de Bach. «Es muy especial y muy coral, es muy importante el peso del grupo, se sale de lo habitual que solemos hacer nosotros, ya que llega a haber hasta 16 personas en escena», cuenta Ramis, «ha sido un trabajo muy bonito y recibir un premio por él es fantástico».

¿Por qué Bach? Según el bailarín y coreógrafo, hace muchos años que en el estudio usan sus composiciones para ensayar calentar y en 2004 ya su compañera María Muñoz (codirectora artística en Mal Pelo) se animó a utilizar su música para un solo titulado precisamente con el nombre de un compositor que «cuanto más estudias más te gusta y más quieres saber». Después nacería el Bach Project, que Highlands cierra tras cuatro espectáculos en torno al creador barroco.

En esta obra, la compañía radicada en Girona desde 1989 de la que Ramis es cofundador, utiliza las composiciones más sacras del prolífico compositor buscando expresar «un camino de diálogo entre una cierta espiritualidad y el mundo terrenal que caracteriza a los humanos». Además, en esta pieza se pone a Bach en diálogo con otros compositores (como Henry Purcell, György Kurtág, Ärvo Part, Benjamin Britten y Friedrich Händel) y con textos de autores como John Berger, Erri de Luca y Nick Cave.

Preguntado por la salud de la danza en nuestro país, Ramis celebra que la situación está mejorando y que hay un trabajo «fantástico» por parte de los creadores jóvenes, aunque aún queda camino por recorrer ya que seguimos yendo en este campo por detrás de otros países como Francia, Alemania o Bélgica. «Nos hemos de creer de verdad que la cultura es un valor», sostiene el mallorquín, «y hemos de pensar en circuitos más amplios y más a largo plazo». Respecto al apoyo institucional (o la falta de), Ramis considera que muchas veces «depende de sensibilidades, de personas concretas». El coreógrafo está en proceso de creación de su próximo proyecto, Double Infinit, que estrenarán en el Teatre Nacional de Catalunya y que confía que vendrá a Mallorca, al estar coproducido con el Principal.

En esta categoría, además del premio para Mal Pelo, el jurado ha querido hacer una mención especial a la obra Nua «por la honestidad de la propuesta y la calidad interpretativa».