Día del Periodista 50% DTO. Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Periodismo

Alba Tarragó Bosch: «La sexualidad es una parte más de la calidad de vida»

La asistencia sexual y la discapacidad, analizados por voces competentes, centran el reportaje premiado

A la derecha, la periodista Alba Tarragó Bosch, ayer, recogiendo su premio. Guillem Bosch

De la discriminación en materia de sexualidad de las personas con discapacidad y de la función que cumplen los asistentes sexuales es de lo que trata el reportaje que ha convertido a Alba Tarragó Bosch, periodista de Ara Balears, en ganadora del Premi Ciutat de Palma Miquel dels Sants Oliver de Periodisme, dotado con 3.000 euros. La galardonada aseguró ayer que «el debate es si el placer y la sexualidad es una necesidad o, incluso, un derecho».

En Assistència sexual i discapacitat: on és el límit del plaer com a necessitat bàsica? Tarragó recaba los testimonios de personas que han recurrido a esta asistencia sexual, a los profesionales que la prestan, a representantes de asociaciones de personas con lesiones medulares y a investigadores y expertos sobre esta cuestión, que la propia periodista considera que «roza la frontera con el trabajo sexual», precisamente porque no está regulado. Tarragó se cuestiona si este tipo de asistencia a personas con alguna discapacidad debería estar incluida en la cartera de servicios sociales, al igual que lo están otros cuidados que proporcionan diversas asociaciones. «Es el asistente que ayuda a la persona a tener relaciones, tanto con sí mismo como con otros», detalló ayer Tarragó, quien defiende que «la calidad de vida también es esto, la sexualidad es una parte más». Negar esta asistencia, no normalizarla «provoca situaciones antinaturales», como que las personas sin movilidad tengan que recurrir a algún familiar para que les masturbe.

A Alba Tarragó le interesan los temas sociales y de igualdad. Presentó otros trabajos al Ciutat de Palma, el último día de la convocatoria. El jurado ha valorado el trabajo de investigación realizado por la periodista, «con testimonios de difícil acceso, la buena narrativa empleada y su estructura, así como la originalidad por el tema, que se explica una historia que no es tan conocida». De hecho, según explicó ayer Alba Tarragó, fue cursando una asignatura universitaria cuando el activista Antonio Centeno, con tetraplejia, les habló de la asistencia sexual. Este docente es uno de los testimonios que se prestaron para el reportaje.

Compartir el artículo

stats