50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Obituario

Muere la leyenda del rock and roll Jerry Lee Lewis

El cantante y pianista fallece a los 87 años y con él se extingue la estirpe que le pegó fuego al mundo en los años 50

FILE PHOTO: Jerry Lee Lewis performs during his appearance at An Evening with Jerry Lee Lewis in Los Angeles Fred Prouser

Ha muerto Jerry Lee Lewis a los 87 años, por “causas naturales” según el comunicado de su representante. Ha muerto Jerry Lee Lewis, el ‘Killer, y es como si hubiera muerto un ser mitológico, el increíble hombre salvaje de Luisiana, casi frontera con el estado de Misisipí, allí está Ferriday, su pueblo de nacimiento. Con su muerte se extingue una estirpe fundamental de la cultura contemporánea, poco valorada sin embargo hoy en día, hace mucho de eso, varias generaciones se han sucedido desde entonces y a quién le importa lo que pasara en la década de 1950: se extingue la dinastía de los ‘rockers’ originales. Ya no queda ni uno de esos tipos que le pegaron fuego al mundo. Jerry Lee Lewis era el último, al menos de los grandes.

La música de Jerry Lee cuestiona el relato oficial del rock and roll, ese según el cual nació el género del mestizaje entre música negra y música blanca (mestizaje hecho por blancos, eso sí). Del mismo modo que con Little Richard por bandera se puede defender que todo el tinglado venía del rhythm and blues, con la música de Jerry Lee se puede defender que venía del country. Da igual. 

Pobres pero con piano

El caso es que sus padres eran pobres, pero tenían un piano en casa. Con el que Jerry Lee se reveló pronto como un prodigio, con sentido del espectáculo además. Dejó atrás el camino de la Biblia y tras no pocos bandazos se plantó con 21 años en los estudios de Sun Records en Memphis, la lanzadera de Elvis Presley. A partir de ahí todo fue sobre ruedas: los sencillos ‘Whole lotta shakin’ goin’ on’ y, sobre todo, ‘Great balls of fire’ fueron bombas.

El descarrilamiento también fue rápido. Se casó con Myra Gale Brown, prima suya de 13 años, e insistió en que le acompañara en su primera gira por el Reino Unido. La prensa británica se puso las botas nada más aterrizar la pareja. El ‘tour’ fue cancelado y Jerry Lee se convirtió en un apestado. De tener un caché de 10.000 dólares el bolo pasó a aceptar 250 por actuar en cualquier garito. Habría sido la tumba de muchos. No del ‘Killer’.

Público comprensivo

El pianista y cantante renació como artista de country. Tampoco nada muy diferente de lo que le había propulsado al éxito a lomos de la primera ola del rock and roll, menos alocado si acaso, y para un público comprensivo con los deslices provocados por el amor y la botella. Su discografía de las décadas de 1960 y 1970 es infinita y no es ninguna broma. De hecho hay quien la prefiere a la de su bombástica etapa inicial.

No está claro si una historia que ni pintada para el Jerry Lee primigenio es verdad o trola, nunca fue desmentida ni confirmada por el músico, dale alas a la leyenda. Teatro Paramount de Nueva York, 1958. El ‘Killer’ acaba su actuación incendiando el piano y camino del camerino le dice al siguiente artista del espectáculo, nada menos que Chuck Berry: "Supera esto, negro". El pragmático Berry nunca se molestó en dar su versión, en decir ‘sí’ o ‘no’, tal vez porque nadie le ofreció pasta para pronunciarse.

Compartir el artículo

stats