Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Fundación Juan March de Palma muestra la creatividad de Bruno Munari

La retrospectiva con más de 130 piezas este diseñador, artista e inventor se podrá ver hasta el 4 de febrero

22

La Fundación Juan March de Palma muestra la creatividad de Bruno Munari

El Museu Fundación Juan March de Palma inaugura este martes por la tarde una exposición retrospectiva con más de 130 piezas del diseñador, artista e inventor Bruno Munari (Milán, 1907-1998), calificado por Picasso como «el nuevo Leonardo». El italiano experimentó con la simplicidad para crear nuevas formas y sorprender visualmente con sus creaciones. 

La exposición permite hacerse una completa idea del trabajo y creatividad de Munari, que siempre se movió entre el arte, el diseño industrial y el gráfico, ha explicado Marco Meneguzzo, el comisario invitado de esta exposición, quien ha estado acompañado por Manuel Fontán del Junco, director de Museos y Exposiciones de la Fundación Juan March y miembro del equipo curatorial de la muestra, y por Pablo Pérez d’Ors, director del museo de Palma.

Si algo caracterizaba el trabajo de Munari era la ironía y la sencillez con la que podía transformar un objeto, simplemente cambiando el punto de vista, o pasar de dos a tres dimensiones, como en el caso de una lámina metálica que se convierte en una especie de cuenco con tan solo hacerle unos cortes, o sus esculturas de viaje, creadas a partir de hojas de cartón.

Bruno Munari se formó como diseñador gráfico y a lo largo de su vida profesional trabajó solo, ya que quería controlar todo el proceso de creación de una pieza. Estruvo en activo hasta casi el final de su vida. En 1995 diseñó un reloj para la firma Swatch, en el los números de las horas estaba sueltos por la esfera y que llamó Tiempo libre.

Las obras que presenta el Museu Fundación Juan March fueron creadas entre 1930 y 1990. Entre ellas, se pueden observar fósiles del año 2000, unas piezas mecánicas aplastadas y conservadas en metacrilato, como si se tratara de restos conservados en ámbar; los libros ilegibles, que creó sin palabras con el objetivo de que los niños se acostumbraran a tener un libro entre sus manos; un óleo sobre tela que es realmente lo que estas palabras significan, aceite sobre un trozo de tejido; varias máquinas inútiles o el abitacolo, una estructura desnuda pensada para que el niño construya su espacio. "La máxima libertad partiendo de un elemento neutro", ha destacado Meneguzzo sobre esta pieza.

La muestra, que se podrá ver hasta el 4 de febrero, concluye con un espacio de creación destinado a las familias, para que desarrollen su creatividad inspirados por Munari.

Compartir el artículo

stats