Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mallorca Live Festival

C. Tangana, todo controlado

El músico madrileño brindó una actuación en la que cada compás, cada escena, cada movimiento, estaba ensayado a la perfección

C. Tangana, durante su show B.RAMON

Después de hora y media de música pop a cargo de una artista muy completa como es Rigoberta Bandini, con letras reivindicativas y una alusión a Beethoven a través de una versión del tema Cuando tu nazcas de Mocedades, después de una gran aclamación popular, llegó otro plato fuerte de la primera sesión del Mallorca Live Festival. Un plato servido con todos los honores, con bien vino y cava incluidos, y no en sentido metafórico, pues sobre el escenario se había instalado una especie de café/bar, en el que, sentados a las mesas estaban algunos de los treinta músicos que acompañaban a la estrella, C.Tangana, el madrileño que con la frase Tú te has crei'o que por ser yo bueno puedes ir pisando por donde friego ha encandilado a público de todas las edades, a través de un pop rumbero y aflamencado.

C. Tangana cantó junto a tres decenas de músicos diversos, entre los que se encontraban unos cuantos instrumentistas sinfónicos de cuerda (violines, violas y violoncellos), otros de viento (trompas, trombones y trompetas), así como guitarras españolas, otras eléctricas y voces, muchas voces que en algunos momentos apoyaban al líder y en otras actuaban como solistas. Todo muy bien estudiado y medido. Tanto, que incluso lo que parecía improvisado no lo era en absoluto. Cada compás, cada escena, cada movimiento estaban teatralizados, ensayados a la perfección, no se había dejado nada único para la ocasión, incluso las miradas a cámara, pues hay que decir que el espectáculo iba dirigido más a los que lo veían por las pantallas gigantes que para los que lo miraban en directo. El escenario convertido en un plató de televisión, en definitiva, en el que se grababa el especial “C. Tangana y sus amigos”.

Un concierto, el de C. Tangana, que fue el más aplaudido del primer día del Mallorca Live B.RAMON

Musicalmente hablando, C. Tangana sabe rodearse de buenos arreglistas, que cumplen muy bien su misión, la de dar forma a sus canciones y la de harmonizar las versiones de otros artistas como Alejandro Sanz, de quien pudimos escuchar una versión de Corazón partío.

Sonido envolvente en el que bien podían escucharse los detalles de las voces y de cada instrumento: ahora las guitarras, ahora los cajones, ahora las palmas. Técnicamente todo muy bien, aunque algo exagerado el sonido de los graves.

Treinta mil espectadores, mil arriba, mil abajo, venidos de toda la isla y de más allá, llenaron ese recinto de Magaluf, con lo que eso significa: quilómetros de atasco, aparcamientos alejados y llenos, largas colas de espera para tomar una cerveza o unas patata fritas. Pero bien, nada nuevo bajo el cielo de Mallorca, donde la saturación y el caos son el ”pan nuestro de cada día”. Y de cada noche. 

Compartir el artículo

stats