Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Miquel Àngel Aguiló: «A Therapy? hay que escucharlo con las vísceras»

El músico palmesano ha ejercido de arreglista de las canciones que Andy Cairns, el líder del histórico grupo norirlandés, interpretará en Palma

Miquel Àngel Aguiló, en una imagen reciente.

Miquel Àngel Aguiló no deja de arriesgar. El músico palmesano, que a lo largo de su carrera ha trabajado con músicos clásicos, del mundo del pop y también en las bandas sonoras, nunca hasta ahora se había codeado con alguien del rock duro, en los márgenes del punk. El próximo 23 de diciembre presentará sus arreglos para Andy Cairns, el líder del histórico grupo norirlandés, en el marco del festival Contrast. La cita, en el Teatre Xesc Forteza. También en navidades publicará el esperado disco que grabó en Binissalem con Christophe Coin, toda una estrella de la música clásica.

«Hay dos líneas muy grandes a la hora de hacer arreglos: una es un arreglo no intervencionista, que significa seguir más o menos al pie de la letra lo marcado por la canción y aportar solo un poco de color; y el plan B, el que suelo seguir yo, que es un tipo de arreglo desde el punto de vista de un compositor, aportando melodías, contrapuntos, proponiendo incluso cambios de armonías, es decir, arriesgarse», explica Aguiló. Con Andy Cairns el trabajo va por ahí, similar a lo que hizo con Antònia Font, Jaume Anglada o con lo que ha realizado con un artista que no todavía no puede nombrar, «porque aun es secreto, sobre un trabajo sinfónico de doce temas. Cuando el artista te deja, el arreglista va mucho más allá de un simple cojín armónico», subraya.

Tema a tema, la relación entre Cairns y Aguiló ha sido fluída, cordial, ilusionante por ambas partes. «Decidí ir a fondo desde el principio, hacerle arreglos con todas las de la ley, cambiando todo lo que quería cambiar, proponiendo nuevas melodías y ritmos, y la sorpresa fue que le entusiasmó», confiesa el músico palmesano, todavía sorprendido del cruce que ha establecido con un músico alejado de sus coordenadas habituales: «Los nuestros son dos mundos un poco contrapuestos», reconoce. «El de Therapy? es un rock muy duro. En algunos momentos intento que el quinteto de cuerda también tenga esa fuerza pero la cuerda no es ese sonido de un grupo de rock. Es muy distinto pero la cosa está fluyendo muy bien».

Andy Cairns, líder del grupo Therapy?

En el concierto del Xesc Forteza habrá dos partes, una muy íntima, con Cairns solo a la guitarra, y otra con el quinteto de cuerda que lidera Aguiló. «Mucha de la música clásica o romántica la puedes escuchar con el oído fino y con el alma, pero hay música que necesitas escucharla con el cuerpo o con las vísceras, que te entra por otros sitios, por los poros, y de repente te hacer mover. Yo no conocía a Therapy? hasta ahora, y es un tipo de música que desprende una energía bestial, y eso me gusta, porque dentro de una composición también puede haber esos momentos, de visceralidad, de dar saltos, de romper cosas. Habrá momentos en que con los arcos atacaremos fuerte, pero también habrá momentos, basándome en sus letras y en lo que quiere expresar, en los que nos tiraremos hacia pasajes más poéticos», adelanta.

También en Navidad espera poder publicar el disco que grabó con Christophe Coin el pasado verano en Binissalem y hacer «por lo menos una presentación», en lugar todavía por determinar.

Compartir el artículo

stats