Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Simfònica de Balears apuesta por las composiciones contemporáneas locales

La fundación de la orquesta presenta ‘Illes sonores’, un ciclo de actividades para «hacer sonar el patrimonio y dar voz a la nueva creación»

La Orquestra Simfònica de les Illes Balears, en el concierto de Año Nuevo en el Auditorium. | MANU MIELNIEZUK

La Fundació Orquestra Simfònica Illes Balears y la conselleria de Cultura presentaron ayer el ciclo Illes Sonores, en el que se realizarán varias actividades enfocadas a reivindicar el patrimonio musical de Balears.

El compositor Toni Vaquer propone, junto a la Simfònica y la dirección general de Cultura, una nueva visión de la música tradicional de las islas y su relación con la esencia mediterránea. Además, Antoni Mairata presentará en 2022 un espectáculo musical sinfónico sobre las Germanies y el 500 aniversario.

En este ciclo se incluye la participación de Antoni Parera Fons, uno de los compositores de referencia en el ámbito estatal, y que lleva dos años en residencia en la Orquestra Simfònica de les Illes Balears. En 2023 estrenará una ópera del Arxiduc con libreto de Carme Riera.

Una de las grandes novedades es la apuesta por las nuevas creaciones. La fundación de la Simfònica presentará una convocatoria abierta para estrenar composiciones nuevas que tengan una visión contemporánea internacional. De esta forma, quieren ser «una ventana hacia las novedades».

En 2017 el Govern compró el legado en el exilio del músico mallorquín Baltasar Samper y ahora, cuatro años después, están trabajando en la edición, interpretación y registro de las principales obras de Samper, uno de los músicos referentes del siglo XX. De momento no tienen pensado adquirir nuevos legados, pero afirman que están «abiertos a propuestas que sean enriquecedoras».

Además, abrirán otra convocatoria llamada A l’escenari para posibilitar que los músicos de las islas presenten propuestas instrumentales y vocales que serán valoradas y programadas en un ciclo específico. Estará apadrinado por el violinista Francisco Fullana y el barítono Simón Orfila, dos músicos locales que han estado en residencia en la Simfònica.

Por último, presentaron Ensemble Illes Sonores para dar voz al repertorio contemporáneo del siglo XXI y sus relaciones con las influencias del siglo XX. Esto se enmarca en los retos presentados para los próximos 10 años en los que se incluye la construcción de La Caixa de Música, futura sede de la Simfònica, y la necesidad de ir más allá del repertorio tradicional.

Durante la presentación se aludió constantemente a la necesidad de «hacer sonar el patrimonio de Balears e impulsar la nueva creación». La directora general de Cultura, Catalina Solivellas, explicó que el objetivo es tener un repertorio más contemporáneo para llegar a nuevos públicos. De esta forma, «será más fácil difundir la música de las islas y enfatizar en los compositores baleares». En relación al estreno mundial de la ópera de Antoni Parera, declaró que «no hay muchas obras en catalán de esta magnitud y hay mucha expectación».

El director de la Simfònica, Pablo Mielgo, defendió que este ciclo surge de la «necesidad y el compromiso con la creación local» y confirmó que habrá grabaciones de las composiciones de Baltasar Samper. Además, el 7 de abril ofrecerán un gran concierto con más de 90 músicos en el Auditorium de Palma.

Compartir el artículo

stats