DTO ANUAL 25,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El pecio romano de Can Pastilla, un hallazgo único en el mundo

El estudio del pecio de Can Pastilla revela que es un hallazgo único en el mundo, del que se ha documentado un tercio de las 800 vasijas encontradas

Así es el pecio romano de Can Pastilla, un hallazgo único en el mundo M. Salas

El tesoro en el fondo del mar a pocos metros de la playa de Can Pastilla es aún más valioso de lo que pensaban cuando lo hallaron en septiembre de 2019. «Estamos ante un hecho único en todos los sentidos que marcará un antes y un después en la investigación en Mallorca y todo el Mediterráneo», como dijo el jefe de Arqueología del Consell, Jaume Cardell, sobre el barco y las ánforas romanas descubiertas por casualidad por un residente. Con estas palabras resumió el estudio preliminar del cargamento del pecio tardorromano de Ses Fontanelles, que fue presentado ayer con dibujos en 3D, fotografías y un ejemplo de una de las ánforas encontradas, entre las que hay una tipología inédita en el mundo, que han bautizado como Ses Fontanelles I.

Este es el nombre del yacimiento del que se ha extraído, el topónimo del conocido humedal de la zona, y allí también se han encontrado cerca de 800 ánforas, de las que 249 piezas han sido identificadas y documentadas. Este estudio tipológico constata que existen cuatro clases de vasijas y «la mayoría son comunes de esa época» (de finales del siglo III y el IV), aunque Cardell resaltó otro hallazgo «excepcional», que en unas 40 ánforas hay una inscripción en latín que indica su contenido, que también se ha conservado. Estos llamados tituli picti tienen una palabra o frase que no ha sido descifrada y las letras lq fls, es decir, liquamen flos, que significa que se trata de «una salsa de calidad», tradujo el jefe de Arqueología.

«Es la colección más importante de ánforas de época tardorromana», destaca el jefe de Arqueología del Consell

decoration

También puso de relieve la cantidad de material hallado, ya que «se conocen 1.300 derelictos en el Mediterráneo occidental, pero el 80% no son de esa época», la tardorromana, por lo que es la colección más amplia conocida en ánforas hispánicas de aquel tiempo, hace unos 2.000 años, y por tanto, «la más importante». Respecto a las inscripciones, dijo que hasta ahora «solo se conocía una en todo el mundo romano». Su alusión al contenido, junto al análisis de los restos físicos en su interior, ofrecen «una oportunidad única para investigar sobre la alimentación y la cocina en el mundo antiguo».

4

El pecio romano de Can Pastilla, un hallazgo único en el mundo Guillem Bosch

«Estas transportaban un tipo de garum o liquamen, es decir, salsas de pescado que se hicieron con boquerones, según los resultados de los primeros análisis», añadió el experto, y hay más con aceite, productos para conservar aceitunas y, en menor cantidad, vino o vinagre y derivados de la uva. Además, según las analíticas, las vasijas procedían de Cartagena, no del Guadalquivir, como pensaban en un primer momento, por lo que este nuevo hallazgo «ayudará a entender la relación comercial de la época». La recuperación de partes del barco revela que es «uno de los mejor conservados del Mediterráneo» y «permitirá realizar estudios de arquitectura naval», según Cardell. El informe preliminar ha sido realizado por la Universidad de Cádiz, experta en arqueología subacuática, y la de Barcelona. 

La consellera de Patrimonio del Consell, Bel Busquets, afirmó que el objetivo tras la investigación exhaustiva es «proceder a una mejor conservación de todo el material y poder divulgarlo a la ciudadanía», ya que en el futuro tienen la intención de exponerlo en el Museu de Mallorca. Añadió que el hallazgo «tiene relevancia internacional y será un hito muy importante cuando se investigue sobre la época tardorromana».

Un buzo durante la excavación subacuática realizada en septiembre de 2019.

Compartir el artículo

stats