08 de febrero de 2020
08.02.2020

Forjando el nuevo talento musical

La escuela Max de Teatro inaugura un segundo centro ? Doscientos alumnos acuden a clases de canto, interpretación y danza

08.02.2020 | 02:45
Una de las primeras clases impartidas ayer en la nueva escuela.

La escuela de Teatro Musical Max crece y se expande. El centro, el único en Mallorca que se dedica a la docencia de este género, acaba de inaugurar nuevo local en Palma, en la calle Mateu Obrador, que se suma al que ya tiene en funcionamiento en la Sala Dante de Can Valero. Ayer se impartieron las primeras clases en esta nueva sede y esta mañana se continuará con las sesiones inaugurales para dar a conocer el espacio. "Hemos llegado a los doscientos alumnos y abrimos en el centro de Palma para facilitar el acceso a las personas que viven por esa zona", explica Albert Serra, codirector junto a Sandra Gaspar de Teatro Musical Max. De momento, se ofrecen clases para jóvenes y adultos los viernes por la tarde; y para niños de tres a trece años los sábados por la mañana. El nuevo local cuenta con varias aulas para desarrollar las lecciones, pero la dirección tiene prevista la construcción de una sala con capacidad para unos cien espectadores. Tras siete años de existencia, la escuela "da un paso adelante para crecer", dice Serra. "Queremos que el teatro musical sea más accesible y que nuestros actores y profesores tengan más oportunidades profesionales", refiere el director teatral. En la escuela, cuyos diez docentes son también intérpretes de la compañía Max, se imparten clases de danza, canto e interpretación de forma conjunta e inseparable. Están dirigidas tanto a adultos como a niños a partir de tres años. "Nuestros estudiantes son muy inquietos y están interesados en esta formación global. Muchos han empezado en esto como una afición, porque es una actividad muy lúdica, pero algunos de ellos deciden seguir formándose y profesionalizarse", comenta Serra. De hecho, todos los profesores de la escuela, han sido antes alumnos y conforman a su vez el elenco de la compañía. En cuanto a los más jóvenes Serra apunta que muchos padres los llevan a la escuela porque tienen inquietudes artísticas. En algunos casos eligen esta actividad para ayudar a los niños a superar su timidez. Albert Serra celebra que el género musical esté de moda y destaca que como productor ha notado este auge y el interés del público: "Creo que engancha porque está más cerca de la experiencia musical de la gente de a pie. La música es más similar al pop o al rock y se dirige a un público más general". Como compañía, Teatro Musical Max tiene en marcha varias obras. Tres de ellas, Rapunzel, Frozen y Aladdin dirigidas al público infantil; y Las leandras, Al otro lado de la cama y Sweeney Todd para espectadores adultos. Además, para este 2020 tienen previsto el estreno de La Movida y Mary Poppins, dos montajes que se encuentran en fase de preproducción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook