14 de enero de 2019
14.01.2019

Juan Alberto: "La música urbana trae novedades musicales pero una involución a nivel conceptual"

Niños Mutantes, que ya cerró la gira de su último disco, 'DIEZ', tocará en la revetla de Sant Sebastià, en la plaza de Joan Carles I

14.01.2019 | 16:11
Juan Alberto: "La música urbana trae novedades musicales pero una involución a nivel conceptual"

Niños Mutantes es una de las bandas de referencia del indie-rock español, habituales de los principales festivales que se celebran. En Palma presentarán los temas de su último trabajo, DIEZ, donde los granadinos exploran nuevos horizontes bajo la producción de César Verdú y León Benavente y apuestan por un sonido más eléctrico y potente. Actuarán el próximo sábado en la revetla de Sant Sebastià en la plaza Joan Carles I a las 00.15 horas. El mutante Juan Alberto, que pone la voz y toca la guitarra, ha hablado hoy con Diario de Mallorca.   

P Como una "misión", una "orden"€ Así es como, de alguna manera, definís vuestra relación con la música en la canción NM de vuestro último disco, 'DIEZ', que cuenta con 'DIEZ & MEDIO' como epílogo musical, y que se publica después de una crisis de la banda.
R La nuestra es una relación familiar, nuestras vidas están entrelazadas. Nos une la música, la amistad... Llevamos más de la mitad de nuestras vidas juntos, algo que hace que haya lazos muy fuertes de amor pero también incompatibilidades. Tuvimos un momento desagradable porque cosas que llevaban mucho tiempo larvadas explotaron, y llegamos a ver el fantasma de la separación. Luego nos dimos cuenta de que por encima de nuestras diferencias lo que nos une es más fuerte, principalmente la música, a la que nos aferramos como terapia de grupo. Y, también, por muchas diferencias que haya, hay pocas más importantes en la vida más importantes que la amistad, el equipaje que nos llevamos de todo esto son los afectos. No merece la pena tirar tantas cosas por la borda.

P Y llegó 'DIEZ' en 2017, un disco del que decís que salís de la zona de confort.
R Un décimo disco es una cifra avanzada, algo que unido a la crisis personal nos hizo darnos cuenta de muchas cosas. Y de que la música solo merece la pena si apuestas por arriesgar, cambiar, si no reincides en la misma canción. DIEZ ha sido un disco hecho en un caldo de cultivo muy intenso, por motivos personales y por motivos musicales y artísticos. Así que más que el décimo disco, fue un un desafío personal y artístico. Oficialmente hemos cerrado esta etapa, salió en 2017, pronto hará dos años, y para una banda de nuestra longevidad la verdad es que estamos muy contentos de los resultados. Tenemos la sensación de que hemos crecido a todos los niveles con este disco, y nos hemos sentido en el escenario más sólidos que nunca. No es fácil cuando llevas tanto tiempo, ahora que podemos hacer balance estamos súper satisfechos de esta época.

P Cerraron la gira€ ¿Se acerca nuevo disco?
R Estamos ya con la cabeza puesta en lo que vendrá, en la nueva etapa de la banda. Habrá nuevo disco pero vamos poco a poco, sin prisa. No queremos meternos en el estudio por rutina, lo haremos cuando encontremos las canciones que merezca la pena registrar. Y que merezca la pena depende que suponga un aprendizaje y un desafío otra vez.

P Fuisteis uno de los grupos pioneros del indie en España, corriente que tuvo su momento de gloria. Como habéis vivido la evolución de esta corriente desde encima de los escenario?
R Cuando empezamos en esto el indie era minoritario, lleno de fervientes y creyentes de la música independiente como una forma de vida. La gente vivía la música como una religión. Vimos como empezó a crecer, como con el fenómeno de los festivales se convirtió en algo masivo, su conversión a un producto de masas. Y se le aplicó la etiqueta indie a muchas cosas que no lo eran, que eran pop comercial de toda la vida. Es verdad que hay señales de que esa gallina del oro del indie empieza a ceder espacio a otras músicas. Es un movimiento lógico, en la música hay tendencias que suben y que bajan. Hemos visto nacer y morir muchas modas, quizás estemos en ese punto. Pero hay que vivirlo con naturalidad y estar agradecidos por haber podido vivir de esto y estar en lo alto de la ola. Ahora se pondrán a prueba las verdaderas vocaciones y se separará el grano de la paja, se sabrá quien estaba aquí por oportunismo.

P Cómo va a ser el concierto en Palma, apto para nostálgicos?
R Siempre solemos centrarnos en nuestra última etapa, somos muy poco nostálgicos. No hemos sido un grupo de los que dan un pelotazo, hemos ido creciendo poco a poco, así que no nos vemos con necesidad de ofrecer otra vez algo que queda muy atrás, lo que tocamos a la gente es con lo que nos sentimos a gusto, que suele ser lo último que haces. En este sentido, somos honestos. Aunque no se puede negar que siempre hay algún tema que se cuela. El concierto en Palma tendrá una importante representación de DIEZ y DIEZ&MEDIO, porque es con lo que ahora nos sentimos cómodos.

P La música urbana, que abarca muchos estilos musicales, es el nuevo pop. Cómo veis el panorama musical español actual?
R El cambio me parece interesante y estoy atento porque me gusta y porque creo que es mi obligación como artista, saber lo que se hace alrededor. Dentro de la llamada música urbana hay cosas que me parecen muy interesantes. Por ejemplo, la que está en boca de todos, el universo de Rosalía mezclando música urbana con flamenco. Me parece apasionante y creo que más allá de la explosión mediática hay mucho talento y una opción arriesgada e innovadora en su planteamiento artístico. Pero también me parece que hay mucha basura. Lo que menos me gusta es la ideología que subyace a la llamada música urbana. La parte lírica me parece que transmite unos valores de culto al ego, al dinero y de un tratamiento muy denigrante hacia la mujer que me no me gustan para nada. Considero que musicalmente está trayendo cosas nuevas pero una involución a nivel conceptual. Quizás sea el signo de los tiempos que vivimos. Los dioses de la religión actual son esos: el dinero, tener éxito en redes sociales y una utilización del sexo desde una perspectiva de dominación del machito que no me gusta. También me parece una paradoja la imagen que da de sí misma Bad Gyal con el el trabajo que está haciendo el movimiento feminista.

P Cuales son vuestros nuevos deseos dentro de la disciplina musical?
R A estas alturas hay que buscar motivaciones extras para no repetirse. Cambiar los procedimientos de trabajo e intentar, así, que lleguen cosas diferentes. Es muy importante también que aprendamos durante el proceso y nos lo pasemos bien. Ahora estamos empezando a trabajar de una forma influida por el tiempo que vivimos, estoy componiendo mas con el móvil que con la guitarra, las aplicaciones con más de 3.000 instrumentos permiten ir construyendo las canciones de otra forma. Además, nuestra experiencia latinoamericana del último año, durante el que hemos estado en Venezuela, Colombia, Panamá y México, entre otros, nos ha marcado, y puede que haya cosas que se filtren en nuestra música, como los componentes más rítmicos. Estamos abiertos a trabajar más con todo lo que no sea la formación clásica de guitarra, bajo y batería. Queremos investigar, no se que pasará. Lo mismo dentro de un año sacamos un disco que suena a bajo, batería y guitarra. Las intenciones son partirnos la cabeza para no sonar a lo que se puede esperar de Niños Mutantes. Un planteamiento inicial que tenemos es que las canciones puedan sonar diferentes las unas de la otras.

P Ya conocen la isla...
Sí. Mira que habíamos hecho un fin de gira, pero nunca desaprovechamos las oportunidades de tocar. Durante una época tuvimos un manager mallorquín y estuvimos en muchas fiestas de pueblos dela isla. De eso hace más de diez años, pero siempre nos ha quedado un cariño especial y nos encanta visitaros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook