Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Albert Espinosa: "No creo en las redes sociales y sí en mirarse y vivir con una sonrisa"

"He escrito 20 relatos que tienen que ver con curar el alma dormida y con soñar despierto"

El escritor Albert Espinosa (Barcelona, 1973).

El escritor Albert Espinosa (Barcelona, 1973). lluís palomino

P ¿Empieza siempre los cuentos por el final?

R El final es para mí muy imporante. En este libro tenía muy claros los 20 finales. Y quería realmente encontrar esas historias a la altura del final. Eran como películas de cine y me apetecía mucho tener de alguna manera unos pósters de cine.

P ¿Le ha costado mucho encontrar historias para esos finales?

R No. Eran relatos que tenían que ver con curar el alma dormida y soñar despierto. Y buscaba historias que tenían mucho que ver con esa sensación de "lo que perdimos en el fuego renacerá en las cenizas". Son como relatos terapéuticos. Tenía como 70 cuentos y he hecho una selección de 20. Si te lees uno de estos cuentos cada noche, acabas entrando en los personajes. Son personajes que buscan ese renacer y esa sensación de disfrute.

P Autor en múltiples formatos, ¿qué le ha permitido el cuento?

R Hacer muchos registros diferentes, que es algo que me apetecía mucho. Hay un relato que sería como la tercera temporada de Polseres vermelles; otro está dedicado a mi amigo Antonio Mercero, que lo perdimos, y su lucha contra el alzheimer. Muchos tienen un componente de felicidad y de ternura.

P Asegura en el prólogo que lo que mueve el mundo es el amor. ¿No era el poder?

R No, es el amor. En el amor, lo importante es ser diferente: amar tu caos, amar tu diferencia. Y este libro nació de una mujer de 94 años que conocí en el hospital. Esa mujer me enseñó a amar mi diferencia, mi falta de pierna y de pulmón. Este libro es un canto para que la gente ame su diferencia. Y también un recordatorio de esta mujer que yo creo que a mí me marcó con sus lecciones. Ella decía que, si aprendes a morir, aprendes a vivir. O que cualquier pérdida es una ganancia. Parte de su energía está en el libro.

P Es un poco lo de la famosa resiliencia.

R Sí, pero es una palabra tan curiosa y extraña, que a mí me gusta más la de "positividad". Encontrar lo positivo en lo negativo.

P El amor es cada vez más líquido en tiempos de internet.

R Yo no tengo esa sensación. Yo creo que todo se mueve a través de la ternura, de los sentimientos, que son la clave. Tampoco creo mucho en las redes sociales y sí en mirarse y en vivir con una sonrisa.

P ¿Cuándo puede sentarse a escribir?

R Este libro lo escribí en Menorca. Siempre escribo cerca del mar, intento encontrar una isla, escucho una canción como en bucle. En este caso, fue Blue Moon de Elvis.

P Asegura que va a retirarse a los 50 años porque su cuerpo va a ser como de 80 por la quimio recibida. ¿Tan planificado lo tiene?

R Cuando tenía 15 años, me dieron un 3% de posibilidades de vivir. Para mí, cada día que he vivido es una recompensa. El cáncer lo tengo curado, pero los efectos secundarios hacen que te plantees dejar de trabajar antes. Yo voy a hacer cuatro libros más, una película y una serie. Quiero dedicarme a gozar después.

P La idea de que la muerte no es algo triste se repite en sus libros. ¿Trata de autoconvencerse?

R La muerte no me parece nada triste. Me parece como que explotas y toda la gente que te quiere se queda un pedazo de ti. Murió hace un año mi padre y está más vivo que nunca. Lo empiezas a conocer el día que lo pierdes. Cuando le perdí, le quise hacer una foto porque pensé: está bien recordar a tu padre vivo, pero también muerto. Esa imagen hace que te dé mucha vida. No es tétrico.

P ¿Cómo fue su reciente visita a la Academia de OT

R Le conocí en un concierto de Tony Bennett. Se me acercó como fan, me contó cosas sobre su vida. Me dijo que quería ser músico. Le animé a ello. Y meses más tarde puse la tele y lo vi en OT. En la Academia estuve recientemente y fue una experiencia muy bella. Todos esos chicos tienen una bondad muy bonita. OT es un programa que me gusta mucho.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats