09 de marzo de 2018
09.03.2018
Entrevista

Rels B: "Cuesta asimilar las salas de concierto llenas y el éxito de las canciones en la red"

"Mi cara está en una lista nacional de Spotify que se llama Trapeo y no he hecho una canción de trap en mi vida", espeta - "Mario Vaquerizo dice que hace rock and roll. No vas a etiquetar toda la escena del rock con su figura. En la música urbana es lo mismo", comenta el cantante

09.03.2018 | 21:37
Rels B: "Cuesta asimilar las salas de concierto llenas y el éxito de las canciones en la red"
De izquierda a derecha, Itchy, Rels B y Buco, ayer en las instalaciones de Diario de Mallorca.

Máximo exponente de la música urbana en España y Latinoamérica, se rodea de Buco e Itchy para producir sus temas y distribuirlos por las plataformas digitales. En YouTube cuentan con más de 230 millones de reproducciones y vienen a la isla para cerrar una gira internacional por Sudamérica, donde vendieron todas las entradas, y parte de España. Los próximos 17 y 18 de marzo ofrecerán su show en Es Gremi

Rels B, Itchy y Buco? Un fenómeno musical a nivel estatal que presenta nuevo disco en breve. ¿Qué debemos esperar de este nuevo trabajo?
Buco: Un surtido de música. Jugamos con todo sin que se nos encasille en nada. Un trabajo en el que hacemos lo que nos apetece sin ningún reparo. Hemos tocado todos los matices de la música urbana.
Rels B: No hay ninguna canción que se parezca al resto y además está ordenado en un orden conceptual para que sea más ameno.

Vienen a culminar una larga gira internacional con su trabajo 'Boys Don't Cry'. Lo hacen en Es Gremi, por partida doble. En cinco días llenaron el aforo para el primer día. ¿Se sienten queridos en su isla?
Buco: Como para no sentirnos queridos. En cuatro días se vendió todo. No esperábamos esto. Igual hacer un sold out a una semana vista del concierto, pero un mes y medio antes... No era nuestro plan.

Están consiguiendo lo nunca visto en la isla con una proyección internacional notable y con un sitio consolidado en el top de la música urbana en España.
Rels B: Estoy muy contento. Lo hemos trabajado muchísimo. En internet parece que las cosas son más fáciles, pero yo llevo ocho años en esto, y Buco e Itchy llevan desde 2003. Al final todo esfuerzo tiene su recompensa y estar arriba del todo es increíble. Ver las salas llenas, los contadores de reproducciones subir... Cuesta de asimilar.

Para llegar hasta aquí hay que remontarse a unos jóvenes humildes que publican humildemente sus temas en internet y en un momento dado dan un salto exponencial. ¿Cuál fue ese punto de inflexión?
Rels B: Yo ya venía de la música. Era productor y hacía música más centrada en el mundillo del hip hop y rap en español. En un momento dado me puse a trabajar con Buco e Itchy en producir bases instrumentales. Ninguno de nosotros cantaba. El proyecto se estancó y decidimos apostar por una voz y me lancé. El primer tema que probamos fue Word Up y lo petó.

¿Qué tanto por ciento ocupan las plataformas digitales en las nuevas generaciones de músicos?
Rels B: 99'9 por ciento. El nuevo disco no va ni a salir en físico. Hoy en día comprar un CD es cosa de coleccionistas. Para tener un objeto sacamos una camiseta o merchandising. Estamos pensando en sacar el nuevo disco en vinilo.
Buco: Los discos ahora no son para escucharlos, son para tener el objeto tangible.

Aun así, más de 230 milones de reproducciones en su canal de YouTube. ¿Cuál es el secreto de su pegada?
Rels B: El secreto más grande, a día de hoy, es haber pasado desapercibidos. No estamos en boca de nadie a nivel de malas lenguas y nadie nos está matando la imagen. Tenemos buenos números. No somos el centro de atención de la cultura.
Buco: Nuestra fama no es "han dicho esto o aquello". Nosotros nos centramos en hacer música.
Itchy: Aún no tenemos paparazzis.

¿Cómo está la música urbana en España?
Rels B: Ardiendo. Hace unos años era impensable ver a alguien vivir del hip hop en España a no ser que fueras Kase O o algún músico que lleve veinte años haciéndolo. Era imposible meterse en el mercado. Ahora no. Cada dos o tres meses sale un artista nuevo y está en el top.
Buco: Está todo el mundo con ganas y con ambición de hacer algo grande. Estamos viendo a mucha gente que lo está consiguiendo y que se anima al ver que otros pueden. Cogen los trastos y dicen: "Yo también".
Itchy: La gente también se anima a hacer cosas nuevas. Se cohibía y pensaba que lo suyo no funcionaría. Ahora sí. Y con mucho nivel.

¿Y en el resto del mundo? ¿Qué diferencias encuentran en sus escapadas más allá de la Península?
Buco: No hay comparación. Estamos muchos pasos atrás. Si nosotros estuviéramos en Estados Unidos se multiplicaría todo. Hay gente allí que lleva un año en esto y cobra 100.000 dólares por concierto. Se nota mucho la inversión.
Rels B: El dinero que mueve la industria en América es muy superior a lo que hay aquí. Aquí si llegas al máximo vives bien. Allí se te va de las manos.

Rels B llena salas en Sudamérica. ¿Se aprecia más el talento local en el otro lado del charco?
Rels B: Hace tiempo que le doy vueltas al tema. Creo que tampoco es así. En España nos tienen más cerca y no lo ven tan especial. Allí vas desde España y como ven que igual es poco habitual realizar estos viajes, van a los conciertos. Eso hace que se vendan mucho antes las entradas y haya más expectación. Es como si aquí viniese un yankee a cantar, que dices: "¿Y si no vuelve?"
Buco: En todas las salas de Sudamérica hemos vendido todas las entradas. Será que se aprecia más allí.

La fama puede ser insoportable a veces.
Buco: El de la fama es Rels B, Itchy y yo podemos andar por la calle y no nos reconocen.
Itchy: Yo me suelto el pelo y nadie sabe quién soy (ríen).
Rels B: Yo lo llevo mal. No me gusta ser famoso. Me gusta lo que estoy viviendo, llenar salas y que me escuchen, pero no soporto ir de la mano con mi chica por la calle y que la gente insista en interrumpir mi intimidad. Ese es el punto más feo, aunque no niego que tenga cosas buenas. Pero no lo llevo muy bien.

La famosa etiqueta trap fue inicialmente rechazada por muchos y ahora es el día a día de las 'playlists' de tendencias. ¿Existe realmente el género trap? O es una convención social para etiquetar a una escena.
Buco: Las playlists ponen trap porque es fácil englobar toda la música urbana. El trap ha sido naturalmente rechazado por el simple hecho de que viene de un mundo bastante oscuro que ninguno de los tres refleja: mover droga, venderla... El que no sabe dice que es trap, pero si te paras a escuchar la música se aprecia. Lo que no mola es que usen ese término para desprestigiar a un artista.
Rels B: El trap no es una música. Es un movimiento que se apropia de un sonido. Drake usa esa música para expresar su arte y la gente ya lo encasilla en el trap. Y no es así. Mi cara está en una lista nacional de Spotify que se llama Trapeo y no he hecho una canción de trap en mi vida. Como lo nuestro es nuevo, lo encasillan. Le faltan años a la escena. Es música urbana y punto. Poco a poco vamos a hacer que nos tomen en serio.

¿Han tratado debidamente los medios de comunicación este fenómeno?
Buco: No, para nada. Han sido el principal foco de que la gente ahora tenga una mala concepción de la escena. Fueron los primeros en hacer chiste de los artistas en el trap y la música urbana. No haces ningún favor. Estamos en un cambio generacional enorme. Todo el que ahora lo haga bien, se ganará un puesto en la escena.
Rels B: Por culpa de dos o tres los demás pagamos el pato. Mario Vaquerizo dice que hace rock and roll. No vas a etiquetar toda la escena del rock con su figura. En la música urbana es lo mismo. Nosotros cuidamos muchísimo nuestras producciones, ves artistas como Dellafuente actuar o grabar y te das cuenta que también hay mucha seriedad. Eso va a cambiar, porque la discriminación surge de la gente que no ha vivido nuestra época. Cuando crezcamos y esta música crezca con nosotros, en un futuro estará más aceptado dedicarse a esto. Mi padre no tuvo esta consideración. Él era rockero y no aceptaba que su hijo hiciera rap.

En sus canciones uno de los temas más recurrentes es la mujer. ¿Qué peso tiene la figura femenina en sus vidas?
Buco: En mi vida es fundamental. Soy hijo de una madre soltera y somos seis hermanos. Imagínate qué peso tiene.
Rels B: En este último disco, muchísimo. Y en mi vida, mi madre no tiene seis hijos, pero por ahí van los tiros.

El Tribunal Supremo va a encarcelar tres años y medio a Valtonyc. ¿Se pueden encerrar las canciones?
Buco: No es lo normal. La libertad de expresión es lo que te hace artista y lo que te permite comunicarte. Que te encierren en la cárcel por cantar una canción es bastante jodido.

¿Es el fin de las discográficas y el formato físico?
Rels B: Está ahí ahí. El físico is dead. Las discográficas ya no tanto. Estamos en un punto en que estamos muy bien sin discográfica pero de aquí a dos años no sabemos qué puede pasar. Hemos tenido ofertas, pero no era el momento de firmar. También se dan cuenta que se les va de las manos y se bajan un poco los pantalones.

Rels B muchas veces deja ver su lado más sensible. ¿Seguirá esta tónica en el último y esperado disco?
Rels B: Más que nunca. Es muy personal. Es el último bajo el nombre de Rels B y he querido dejarlo todo dicho. En la portada del nuevo disco se me ve muerto con una silueta de tiza y todo lo que describe el disco está en el suelo al lado mío. Es el fin de Rels B y el inicio de la nueva etapa como Flakk Daniel. Será otra cosa totalmente diferente. Más serio.

¿Durante cuántos años más veremos a Rels B, Itchy y Buco sobre los escenarios?
Rels B: Los que aguantemos. Los Rolling siguen de gira aún con más de 70 años (ríen).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine