Requisan material informático y drogas al presunto yihadista de Palma

"Quiero mandar un mensaje de tranquilidad y de absoluta confianza en el trabajo de nuestras fuerzas de seguridad", ha destacado Palmer, que ha solicitado también "prudencia" dado que la operación policial continúa abierta

19.04.2016 | 19:34

La Policía ha requisado material informático y pequeñas cantidades de drogas al presunto yihadista marroquí de 26 años detenido esta madrugada en un piso del barrio de Son Gotleu de Palma de Mallorca, en una operación dirigida por la Audiencia Nacional.

La delegada del Gobierno en Baleares, Teresa Palmer, ha ofrecido una rueda de prensa poco después de que concluyera el registro de 5 horas llevado a cabo en la vivienda del supuesto propagandista del Dáesh, a quien se le han intervenido "ordenadores y tablets" que serán analizados por los investigadores.

"Quiero mandar un mensaje de tranquilidad y de absoluta confianza en el trabajo de nuestras fuerzas de seguridad", ha destacado Palmer, que ha solicitado también "prudencia" dado que la operación policial continúa abierta.

Ha resaltado que el detenido tenía "estrechos contactos con acreditados responsables terroristas en Siria" y que, además de "incendiar las redes sociales" en favor de la causa yihadista, el presunto terrorista colaboraba en la captación de jóvenes para que se desplazaran a combatir para el Estado Islámico.

Muchos vecinos y curiosos siguieron la operación policial. B. RAMON

Palmer ha explicado que tras el arresto ha dado cuenta de la operación a la presidenta del Govern, Francina Armengol, la presidenta del Parlament, Xelo Huertas, y el alcalde de Palma, José Hila, a quienes ha subrayado la importancia de trasmitir "tranquilidad", puesto que la detención es una prueba de la eficacia del trabajo policial.

"Se trata de una gran operación dirigida por la Audiencia Nacional" y ejecutada por la Comisaría General de Información de la Policía Nacional con el apoyo en Mallorca de la Brigada Provincial de Información, ha detallado.

Palmer ha reiterado la información facilitada esta mañana por el Ministerio del Interior en el sentido de que el presunto yihadista, del que no ha precisado el tiempo que llevaba viviendo en Palma, trataba de seducir para su causa a "objetivos vulnerables previamente seleccionados por él".

"Emitía un mensaje radicalizador muy contundente, dirigido a la captación de nuevos aspirantes a la yihad sirio-iraquí, promoviendo, alentando y facilitando su viaje hasta la zona de conflicto", ha señalado la delegada, que ha agregado que el detenido también "dirigía sus esfuerzos a facilitar la comisión de acciones terroristas en territorio español y en otros países europeos", como los "atentados deleznables" de París y Bruselas.

La responsable política de las fuerzas de seguridad estatales en Baleares ha eludido dar detalles sobre acciones concretas promovidas por el detenido para evitar interferir en la investigación que mantiene abierta la Policía.

El presunto yihadista permanece detenido en la Jefatura Superior de Policía en Palma y está previsto que el próximo jueves sea interrogado por la titular del juzgado central de instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, por videoconferencia desde el juzgado de guardia, han informado fuentes judiciales.

Varios vecinos increpaban a gritos al detenido. B. RAMON

La operación para detener al joven marroquí ha comenzado en torno a las 07.30 horas, cuando una quincena de policías armados han irrumpido en la vivienda, situada en el número 53 de la calle Santa Florentina de Son Gotleu, un barrio humilde de la capital balear donde residen muchos inmigrantes africanos.

El registro ha durado casi cinco horas y tras finalizar dos policías con pasamontañas han sacado del edificio al presunto yihadista, que ocultaba su rostro con un jersey.

Varios policías han salido del inmueble portando consigo cajas de cartón con material informático para analizar que han cargado en los vehículos que aguardaban ante la puerta.

Según han asegurado a Efe varios miembros de la comunidad marroquí del barrio de Son Gotleu, el joven "no frecuentaba la mezquita".

Algunos vecinos han contado que el joven reside en el primer piso de un bloque de viviendas de cinco plantas junto con sus padres y tres hermanas y que anteriormente la familia vivía en el barrio de Es Rafal.

Una imagen del barrio de Son Gotleu, este martes mientras se realizaba la operación antiyihadista. B. Ramon

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine