Juzgan a un joven por dos atracos en Son Banya a finales de 2015

Una de las víctimas, un taxista de Palma, reconoció ayer al sospechoso como el autor del asalto

02.04.2016 | 02:23
El acusado negó los hechos ayer durante la vista oral.

Un joven fue juzgado ayer en Palma por dos atracos ocurridos en Son Banya en noviembre y diciembre de 2015. El sospechoso, de unos 19 años, presuntamente asaltó a un hombre que acudió al poblado en compañía de otra persona. El muchacho y otros cuatro chicos le rodearon y acabaron sustrayéndole su teléfono móvil el pasado 1 de noviembre, según la versión de la acusación. Un mes y medio después, el acusado y otro compinche supuestamente atracaron a un taxista de la ciudad en el mismo lugar, Son Banya. La víctima ayer reconoció al asaltante durante la vista oral. El conductor identificó al imputado al mirar por la mirilla del biombo que le protegía. Según manifestó, le robaron su teléfono móvil, un monedero que tenía en la guantera del taxi con unos 60 u 80 euros y, además, tuvo que huir del poblado sin cobrar una carrera de otros 60 euros.

El acusado, que en la actualidad se encuentra en prisión, negó los cargos ante la sala. El muchacho rechazó haber increpado a las víctimas y haberlas atracado. Según detalló, a principios de noviembre vivía en Son Banya, pero a partir del día 16 de ese mes se fugó del centro de internamiento de menores de es Pinaret cuando fue al médico. El imputado admitió que no podía salir de allí al estar en régimen cerrado, pero según apuntó, se escapó y se fue a vivir entonces a Son Gotleu con su mujer. El joven argumentó que se habían equivocado de persona, ya que en otras ocasiones le han confundido con algún delincuente que se parece a él.

La Policía Nacional le detuvo en las Navidades de 2015 cuando el taxista asaltado días antes le reconoció en la carretera de Manacor, en las proximidades de Son Ferriol. Los motoristas de la Policía persiguieron al supuesto asaltante, que huyó en sentido contrario, hasta que sufrió un grave accidente. Al salir del coche siniestrado, el joven fue interceptado. Días después, fue encarcelado.

La fiscalía reclama para el imputado una condena de cinco años de prisión por dos delitos de robo con violencia.

El taxista perjudicado ayer recordó lo ocurrido el pasado 19 de diciembre de 2015 sobre las diez de la noche. El conductor explicó que fue increpado y empujado por el muchacho.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine