08 de abril de 2018
08.04.2018

Pep Martorell, la visión de futuro

El criador ha completado el proceso para hacerlo rentable y ahora vende su 'porcella' asada y servida a domicilio

07.04.2018 | 22:36
"Cuando criaba y vendía las porcelles al mayorista estaba a expensas del precio que quería pagar y muchas veces no era rentable", asegura el empresario. Por ello se arriesgó y llevó a cabo una fuerte inversión para comercializar su producto totalmente acabado. Es decir, Martorell vende ahora sus porcelles asadas y servidas directamente a domicilio o bien en el comedor de su establecimiento: el Rancho Grande.

Martorell explica que sus cerdas "pastan libremente en diferentes parcelas de la finca. Además del pasto que comen les aportamos hortalizas o patatas como refuerzo". Cuando sus reproductoras están a punto de parir son conducidas a unas pocilgas "tradicionales de toda la vida, con su buen montón de paja y sus comederos. Ellas hacen el lecho para sus lechones y paren tranquilamente. Cuando los pequeños ya están lo suficientemente fuertes como para soltarlos se trasladan a una parcela donde las madres los conducen y alimentan de forma natural", explica. Añade que "incluso algunas veces en que nos hemos despistado alguna de las cerdas ha hecho su lecho bajo una mata, en el campo, y ha parido libre; creo que ya más natural no se puede pedir".


Negocio

Pero la iniciativa de Martorell, además de garantizarle una salida rentable a su producción, ha posibilitado extender el negocio a otros criadores. "Yo he llegado a un punto en que no tengo producción suficiente y lo que he hecho ha sido llegar a un acuerdo con otros dos criadores", indica. El empresario les garantiza a los dos criadores la compra de la totalidad del producto a un precio estable, pactado. Con ello, los criadores saben que tienen vendido el número acordado de porcelles anual y a un precio, también acordado, que no variará.

"De momento nos está funcionando muy bien porque los dos criadores saben que tienen estabilidad. Yo me arriesgo a no tener salida en el momento en que ellos tengan muchas, pero es mi riesgo, yo ya me espabilaré para venderlas. De momento puedo decir que no ha pasado pues la demanda sigue creciendo", asegura.

Martorell sirve la porcella negra asada, con patató a domicilio a un precio de 150 euros. Afirma que de cada porcella se pueden sacar unas diez raciones por lo que "el precio de la ración por persona es de unos quince euros, servida en casa y caliente". Para efectuar este servicio, el payés ha adquirido un vehículo isotermo y lleva las porcelles en bandejas de metal, que el cliente puede quedarse después. Los lechones se cocinan de la forma tradicional de Mallorca en los mismos hornos del Rancho Grande.



Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


Restaurantes en Part forana

Los mejores restaurantes en Mallorcaa

Descubre los mejores restaurantes en Mallorca: Calvià, Sóller, Alcúdia, Manacor... y disfruta de tu tiempo libre con la mejor gastronomía.


¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine