Tribuna

Pelotazo de Medicina

12.02.2016 | 02:40
Pelotazo de Medicina

Por si alguien todavía no se ha dado cuenta, estamos siendo testigos del próximo pelotazo urbanístico que se dará a cabo en nuestras islas, concretamente en Mallorca. Lo que falta por delimitar es exactamente dónde se ubica el terreno donde se levantará la monstruosa y desvergonzada facultad de Medicina. Por ello propongo a los lectores con aptitudes detectivescas que se aventuren a tratar de adivinar qué solar es susceptible de ser recalificado parta tal propósito, cuál es su propietario, si fue adquirido recientemente y, por supuesto, a quién pertenecen los terrenos lindantes que deberán adherirse a la nueva calificación de "urbano". Es una manera de que los ciudadanos podamos participar, a modo de observadores, de una corrupción que nuestro voto ha catapultado a la eternidad, y de paso aprender un poco quiénes somos y por qué.

Para dar una serie de pistas a quien quiera participar es preciso detallar los pasos que ya se han ejecutado hasta el día de hoy. Lo primero que se escribe en el borrador de un proceso de corrupción no es, ni de lejos, "Universidad de Medicina". Al proyectista le importa poco o nada si nuestra isla está necesitada de una nueva universidad, de un canódromo o de una pista de patinaje sobre hielo que generará miles de puestos de trabajo, directos e indirectos. Así pues, el primer paso consiste en imprimir un plano de la página de urbanismo del Consell de Mallorca. En dicho mapa se han perfilado en rotulador dorado los terrenos calificados como rústicos y, tras identificar a los propietarios de cada solar, se ha marcado con una cruz al que, sin duda, es el elegido. El proceso descrito, el cual se lleva a cabo con una habilidad y rapidez espectaculares, ya ha finalizado. Es decir, ellos ya saben dónde se edificará "lo que sea".

Después viene la segunda fase, la cual también está sentenciada. ¿Qué demonios levantamos en este solar con el dinero de los que nos han votado? Ahí se proponen una serie de ideas y se adjudica el voto unánime, siempre, a la más rocambolesca. De eses modo se inicia un debate superficial en las cortes y en la prensa que termina por dar legitimidad al proyecto. Ahora nos encontramos en plena tercera etapa, la anunciación. La prensa regala primeras planas a una clase política que es capaz de llenarse la boca de argumentos a la vez que sonríe sin mesura, ya nadie teme al fuego eterno. Pero hay que andarse con ojo, no se debe sospechar que el único fin es la codicia en lugar de las nuevas generaciones de médicos que emigrarán a cualquier parte a ejercer su profesión. De tal modo que se propone albergar la nueva facultad en los espacios vacantes de un hospital que nuestros bisnietos seguirán pagando. Parece el resultado de una simbiosis perfecta, Hospital-Facultad de Medicina. Emplazamientos como la Misericordia, Hospital General o el decrépito GESA quedan obviamente descartados, ya que ahí no estaríamos hablando de pelotazo.

Los más avispados habrán adivinado en qué consiste el siguiente paso. Sí, señor, eso es exactamente lo que van a declarar, "Son Espases no es compatible para albergar una Facultad de Medicina moderna y funcional. El Govern se plantea edificar el nuevo recinto universitario en?" Y ahí está lo que debemos tratar de profetizar. No se trata de denunciar un modus operativo avalado por nuestro consentimiento, sino de ser espectadores de primera fila del teatro de la corrupción, de la cual somos parte activa por voluntad propia. (Algunos pensarán que nos hemos saltado el proceso de adjudicación del proyecto, pero no, estaba decidido antes incluso de que surgiera la idea, que bien pudiera haberse gestado en el despacho de una promotora).

Para termimar, si es usted propietario de un solar rústico que no rinde ni para pagar la contribución, esté atento, podría recibir una llamada telefónica con una oferta por su propiedad. Multiplique la cifra por diez a su interlocutor. Si no le cuelga el teléfono de inmediato, enhorabuena, no solo ha ganado usted el concurso, sino que formará parte de la pequeña y selecta plebe que saca rendimiento de un proceso de corrupción, aunque sea de rebote.

* Empresario

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine