Taekwondo

Brigitte Yagüe se retira

La mallorquina anuncia hoy que abandona la alta competición por sus problemas físicos y por la imposibilidad de seguir en la elite del taekwondo

20.10.2015 | 01:38
Brigitte Yagüe posa orgullosa con la medalla de plata conquistada en los Juegos de Londres en 2012.

Su palmarés

  • Juegos Olímpicos
    Medalla de plata en Londres 2012
    (Categoría: -49 kg)
     
  • Campeonatos Mundiales
    Medalla de plata en Jeju 2001
    (Categoría: -51 kg)

    Medalla de oro en Garmisch 2003
    (Categoría: -47 kg)

    Medalla de plata en Madrid 2005
    (Categoría: -51 kg)

    Medalla de oro en Pekín 2007
    (Categoría: -51 kg)

    Medalla de oro en Copenhage 2009
    (Categoría: -49 kg)

    Medalla de bronce en Gyeongju 2011
    (Categoría: -49 kg)
     
  • Campeonatos Europeos
    Medalla de oro en Eindhoven 1998
    (Categoría: -47 kg)

    Medalla de oro en Samsun 2002
    (Categoría: -47 kg)

    Medalla de oro en Lillehammer 2004 (Categoría: -47 kg)

    Medalla de plata en Riga 2005
    (Categoría: -51 kg)

    Medalla de oro en Roma 2008
    (Categoría: -51 kg)

    Medalla de bronce en Manchester 2012 (Categoría: -49 kg)

Brigitte Yagüe (Palma, 1981) anunciará hoy su retirada de la alta competición. Una de las mejores deportistas mallorquinas de la historia explicará hoy, a partir de las 11 horas en el Hotel Valparaíso Palace, las razones que le llevan a apartarse de los tatamis. Con un palmarés de leyenda, la taekwondista abandona por culpa de las lesiones y por la imposibilidad de seguir entre las mejores por no poder competir.

La palmesana conquistó la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Londres en 2012 en la categoría de -49 kilos. Es su éxito más lustroso, pero lo cierto es que sus vitrinas ostentan trofeos al alcance de muy pocos en el planeta. Yagüe puede presumir de tres títulos mundiales, además de dos platas y un bronce, y de cuatro campeonatos de Europa –también se colgó una plata– en los años en los que se ha mantenido en la elite. Además, acumula decenas de títulos nacionales y autonómicos.

Los problemas físicos, tanto en una mano como en el isquiotibial, que ya le recordaban a molestias anteriores, han mermado sus posibilidades de éxito en los últimos Grand Prix, que eran valederos para llegar a la cita olímpica. Yagüe tenía en mente luchar para llegar a los Juegos de Río de Janeiro el próximo verano, pero se ha visto obligada a decir basta. Ya en 2008 tuvo que renunciar a participar en Pekín al romperse una mano antes del preolímpico y en Atenas 2004, con apenas 23 años, pagó la novatada al caer en el primer combate a pesar de tener nivel para subirse al podio.

La 'reina del Taekwondo', como así muchos la denominan, abadonó el Centre d'Alt Rendiment (CAR) de Sant Cugar tras la presea en Londres y regresó a la isla, donde montó un gimnasio junto a su marido, el también taekwondista Juan Antonio Ramos. Además, Yagüe se metió en política, como independiente, al ir como número 18 en las listas del Partido Popular en las pasadas elecciones, aunque antes ya trabajaba a las órdenes del entonces director general d'Esports Javier Morente poniendo toda su experiencia al servicio de la Oficina de Atención a los Deportistas de la Conselleria de Turisme i Esports.

Yagüe dio sus primeras patadas a los once años, impulsada a practicar el taekwondo por las películas de acción de Van Damme. Un lustro después, a los 16, ya era internacional. A partir de ahí, una carrera plagada de éxitos en la que ha conseguido subirse al podio muchas más veces de las que se hubiera imaginado. Toda una leyenda del deporte nacional que, en su momento, no dudó tampoco en aparecer en la revista Interviú junto a su marido para reclamar más ayudas y atención para el taekwondo y los deportes minoritarios en general.

La balear desvelará hoy, en la que se presume una multitudinaria rueda de prensa, todas las razones que le han llevado a la retirada y reflexionará acerca de su prolífica carrera. Quizá el triunfo más reconocido sea el del 8 de agosto de 2012 en el pabellón ExCel de Londres, curiosamente cuando perdió el combate por la medalla de oro frente a la china Jingyu Wu.

Pero esa plata es un premio impresionante para la isleña, una ganadora nata, que recogió el premio a toda una carrera. "Es una recompensa muy grande, son muchos años luchando. Una plata olímpica no la consigue cualquiera", dijo entonces emocionada. Fue portada en todos los periódicos del país a tenor de la importancia de su sensacional gesta.

Después de aquel trascendental episodio en su carrera deportiva no perdió de vista, más allá de las lesiones sufridas y problemas personales aparte, los Juegos de Río. "Tengo 33 años años y cada vez cuesta más llegar al nivel que quiero. Espero que el año que viene pueda estar a este nivel, pero el cuerpo lo dirá", decía hace once meses en una entrevista concedida a DIARIO de MALLORCA. Visto lo visto, se ha quedado con las ganas, pero con la satisfacción de que ha disfrutado de una trayectoria única en el taekwondo nacional y, por supuesto, en el mallorquín.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine