17 de abril de 2018
17.04.2018
Entrevista

"Los ´millennials´ no están en Facebook porque no quieren que sus padres vean lo que hacen"

"Sería importante que de aquí en adelante se formara a los concursantes en redes sociales"

17.04.2018 | 10:24
Belén Pueyo estará en Palma del 4 al 8 de junio. Será una de las profesoras del curso de redes Social Media Camp.

Belén Pueyo, Community manager´ en Operación Triunfo. Fan del concurso desde que "tenía nueve años", esta insultantemente joven profesional de las redes sociales ha conseguido, junto a todo su equipo, poner otra vez de moda un formato televisivo que parecía muerto

- Mallorca no aparece entre las ciudades que albergarán un concierto de la gira de Operación Triunfo. Deme una alegría y dígame que vendrán por aquí€
- Bueno pues puede ser. No te diré que no.

- Entonces es que sí€
- [Risas] Digamos que más sí que no. Pero no te lo puedo confirmar. Aunque más sí que no.

- ¿Se va usted de gira con el programa?
- No estuvimos con ellos en Barcelona pero sí vamos a estar en Pamplona. Vamos a cubrir algunos conciertos en vivo.

- ¿Seguía usted Operación Triunfo antes de incorporarse a su equipo de redes sociales?
- Yo soy fan desde los 9 años. Si miras mi canal de YouTube verás que soy fan desde tiempos inmemoriales.

- Posiblemente tiene el trabajo más deseado por muchos jóvenes de este país. ¿Cómo entró a formar parte del equipo de redes sociales de Operación Triunfo?
- Es una historia bastante curiosa y divertida. Cuando se anunció el reencuentro de OT yo me puse súper contenta y entonces empecé a hacer vídeos de Operación Triunfo en mi canal. Más tarde, el día que anunciaron que volvía OT entonces yo les dije a mis seguidores que por favor le dijeran al director del programa que quería trabajar allí. De lo que fuera. Y así fue como se pusieron a ello y un día recibí un mensaje privado por Twitter del director del programa. Me dijo que fuera a verle. Y de esa reunión surgió el amor.

- ¿Qué destacaría de la edición 2018 con respecto a años anteriores?
- Pues sobre todo la personalidad de cada uno de los concursantes. Creo que se han buscado 18 perfiles totalmente distintos y que cada uno aportaba muchísimo tanto al formato del concurso, en cuanto a la parte musical, como luego en la casa en cuanto a convivencia.

- Artistas o ´influencers´?
- Tenemos a 18 artistas, e influencers potenciales. Al final cada uno tiene su estilo y han conseguido enamorarnos a todos, desde el primero hasta el último.

- Diría que el nivel musical era este año superior a ediciones anteriores, que no solo se trataba de grandes voces?
- Claro, por supuesto. De todas formas, Operación Triunfo nunca ha sido como uno de esos programas que solamente buscan una voz, sino que siempre han buscado al mejor artista, al más completo. Al final un gran artista puede no tener un vozarrón, pero se sabe mover muy bien en el escenario o actuar de una forma muy especial. Por eso a mí me gusta tanto OT, porque no es tan solo una característica la que te hace especial, sino que es el conjunto del artista lo que te llega a enamorar y consigue que te hagas fan de esa persona por muchos años. Yo soy fan de Bisbal, de Chenoa y de Rosa€ Y de todos. Desde desde el principio. Tienen una trayectoria y un carisma especial, y no solo una voz.

-En 2011, cuando se hizo la última edición, las redes sociales estaban todavía muy en pañales en España. Pero este año ha sido el del boom de las redes en OT. ¿Qué importancia cree que han tenido en el éxito final de esta edición?
- Creo que ha sido uno de los factores más importantes, por no decir el más importante. A ver, lo más importante siempre son los concursantes, pero las redes han servido para dar una difusión que, aunque el programa no hubiera sido un éxito, te permitían enterarte de todo lo que pasaba. Y creo que eso es muy importante, poder llegar a cualquiera audiencia aunque no sea tu público y que todo el mundo quiera saber más para que luego se interesen por ti y entren en tus canales para informarse. Se trata de crearles la necesidad, sobre todo a gente que en principio no la tenía.

- ¿Se esperaba que el éxito en redes sociales de Operación triunfo sería tan importante?
- Podía hacerme una idea. De hecho siempre lo digo: hacerlo mal era muy difícil porque no se había hecho nunca antes. Me refiero a todo lo de las redes sociales. Esto suponía que cualquier cosa iba a ser nueva e iba a impactar.

- ¿Toca entonces reinventarse de cara a la próxima edición?
- El reto lo tenemos ahora, este año, al tener que inventarnos formatos nuevos e intentar cosas que sorprendan a nuestros seguidores. Una vez que ya saben cómo lo hacemos hay que darles algo extra para que digan "jolín, se lo están currando". Por eso te he dicho antes que no era difícil hacerlo bien, pero tampoco ha sido fácil. Sí era fácil sorprender en cierta manera.

- Dice usted que no ha sido fácil, pero los concursantes ayudaron poco al principio. Muchos no tenían ni cuenta de Twitter. ¿Ha supuesto eso un problema?
- Bueno, ellos eran bastante peculiares. Sí que había unos que eran muy activos, pero otros en absoluto. Parecía que no habían visto nunca una red social. Pero al final todos se han ido adaptando porque en el fondo son artistas que tienen que mantener sus canales de comunicación. Y cuando saquen discos o hagan giras su Instagram, su Twitter o su Facebook va a ser su herramienta más fácil para comunicar todos sus trabajos.

-¿Cuál diría que ha sido el más activo de todos ellos en las redes?
- Para mí el más activo siempre ha sido Ricky. Siempre estaba usando las redes. Igual hacía 30 publicaciones por día,
y era como "por favor tantas no, no te pases". Pero lo hacía muy bien y con mucha gracia. Además domina totalmente el lenguaje de las redes sociales.

- Y quién ha sido el concursante cuyas redes han crecido más?
- Al final Aitana ha sido la que más seguidores ha logrado. En nada llegará al millón y es un orgullo ver cómo van creciendo, tanto profesionalmente como en las redes sociales, que son muy importantes hoy en día.

-¿Además de gestionar las redes del concurso ayudaba a hacer lo propio a los concursantes para que mejoraran su marca personal?
- Cuando estaban dentro no porque no podíamos tener contacto con ellos. Aunque creo que para futuras ediciones la organización debería tenerlo en cuenta. Aunque todo el mundo sabe subir una foto a Instagram, no todo el mundo sabe crear una marca personal.

-¿Cree que eso ha ocurrido por falta de interés en las redes sociales?
- En redes sociales, y siendo tan jóvenes, ni te planteas cómo se hace eso. Sería importante que de aquí en adelante se les formara también en redes. Igual que se forman en baile o en canto,  pues también en redes sociales. Al fin y al cabo es comunicación, y es lo que van a tener que hacer cuando salgan de la academia.

-Hablando de un concurso televisivo como Operación Triunfo, ¿se decanta usted más por Twitter o por Facebook?
- [Risas] ¡Twitter! Facebook yo ya lo tengo abandonado. Está muerto para mí.

-¿Cree entonces que con toda la polémica que ha habido con Facebook y el robo de información personal de Cambridge Analytica, realmente está herida de muerte?
- Creo que sí. Ya estaba un poco de capa caída desde antes, sobre todo por parte de los millennials. Es como que de repente se meten tus padres y tus abuelos en Facebook y tú no los quieres en tu muro, por lo que dejas de usarlo. Los millennials no están en Facebook porque no quieren que sus padres y sus abuelos vean lo que hacen.

-Esto último suena duro para ser la red social más usada del planeta...
- Sí pero a partir de ahí ha ido sufriendo un declive. Y luego está el tema de que si no pagas para promocionar tu contenido no lo ve nadie. Aunque te sigan cien mil personas, si no pones pasta no llegas a nadie, y es como tirar el trabajo a la basura porque para qué te vas a currar una publicación durante media hora y que lo vean cien personas cuando tienes cien mil seguidores. El hecho de convertir Facebook en un negocio tan bestia les va a perjudicar porque al final el éxito era que aparecieran cosas de manera orgánica y no pagada.

-Sin embargo los medios de comunicación parece que estamos apostando, e incluso poniendo dinero en promoción en Facebook. ¿Nos estamos equivocando?
- Yo creo que los medios se están equivocando. Pero allá ellos. Así los demás tendremos más sitio en Twitter o en Instagram.

-¿Es Instagram la red social de moda?
- Creo que de ahora en adelante hay que apostar muchísimo por Instagram porque estamos todos enganchadísimos. Y la verdad es que no sé cómo lo han hecho. Creo que Twitter es más para explicar historias, para narrar programas y ver de otra manera diferente la televisión. Instagram es más para conocer a gente que tiene los mismos intereses que tú y compartir arte, que al final es algo que a todos nos gusta y que puede llegar a hacernos sentir identificados. Y por eso creo que pasamos mucho tiempo en Instagram.

-Si los millennials no quieren Facebook porque están sus padres y Twitter es más para explicar historias, ¿diría que la red social favorita los millennials es Instagram?
- Sí. Totalmente

- Del 4 al 8 de junio estará usted en el Palacio de Congresos como cabeza de cartel del curso de redes sociales más multitudinario que jamás se ha hecho en España, el Social Media Camp. ¿Qué supone para usted ese reto?
- Pues imagínate€ Es un honor. Cuando yo estudiaba, hace relativamente poco, yo veía estos cursos y pensaba que eran muy caros, aunque este no lo es, y que me encantaría ir y aprender de todos esos profesionales. Realmente para mí es muy importante compartir cartel con gente como la community manager de Telepizza, el de PlayStation y todos los demás. Es gente que siempre he admirado por su trabajo, y ahora estoy ahí con ellos impartiendo clases. La verdad es que es muy surrealista todo, pero tengo muchísimas ganas de compartir todo lo que he aprendido este año en esta experiencia en Operación Triunfo, y sobre todo de aprender de mis compañeros, que eso siempre ayuda.

- Pero no es la primera vez que viene a Mallorca, ¿no es así?
- Sí. He estado un par de veces. De viaje de fin de curso –cómo no– y el pasado año en un encuentro con mis seguidores de YouTube. Esto último fue el pasado verano, en julio creo.

- ¿Cree que estas nuevas profesiones que están surgiendo en torno a las redes sociales van a tener recorrido en el futuro o que será flor de un día?
- Creo que sí. Un community manager al final puede ser muchísimas cosas, porque ten en cuenta que están en contacto con los influencers, están pendiente de las tendencias, marcan caminos, nuevas vías de comunicación, etc. Y si mañana desaparecieran todas las redes sociales, yo seguiría sabiendo crear contenidos, y podría trabajar en una revista o podría montar eventos, por decir algo. No todo se basa en las redes. Al final es muy importante saber que tu talento puede servir para explotarlo en otras ramas de tu sector y no cerrarte en banda. A mí, por ejemplo, me gusta mucho participar de eventos. Hacer campañas de publicidad online es algo que me encanta. De hecho me apasiona crear copies. Los copies son mis favoritos en cuanto a publicidad. Estimular todo lo que tenga que ver con la creatividad mediante las redes al final te puede aportar un conocimiento extra para crear esos trabajos.

- ¿Cuál es la situación más curiosa que ha vivido este año con las redes sociales de Operación Triunfo?
- Son tantas que no te acuerdas de ninguna. Aunque una que me hizo mucha gracia fue cuando estábamos monitorizando todo el equipo los hashtags y vimos que un usuario nos dijo por Twitter que Aitana se había dejado la plancha encendida, que la avisáramos. Como los seguidores estaban 24 al día horas viendo el programa, pues ya nos informaban ellos a nosotros de cosas que sucedían. Entonces advertimos a Noemí y ella subió. Y nos salvó de un gran desastre. Gracias a un usuario de Twitter no ardió la Academia

-¿Cuántas personas trabajan en el equipo de redes sociales de Operación Triunfo?
- Éramos cuatro: Luis Alsina, que es el jefe y el que lleva más la parte de estrategia; Albert Vico, que se encarga más de la parte comercial y luego estamos Elena y yo, que éramos las community "de batalla" como digo yo, las que estábamos al pie del cañón para todo.

- Tiene usted 57.000 seguidores en YouTube. ¿Son muchos o pocos?
- La verdad es que no son demasiados, pero lo entiendo, porque nadie había hablado tanto de OT en la vida. Si no te gusta el tema pues no te suscribes. Y además, ahora tampoco tengo mucho tiempo para dedicarle al canal porque tengo otros proyectos. Pero YouTube siempre ha sido para mí un camino, y no una finalidad.



Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


Enlaces recomendados: Premios Cine