Un territorio Miró en los jardines del Palacio de Marivent

El recorrido por los exteriores de la residencia palmesana de los Reyes exhibe una exposición de esculturas de primer orden del genio catalán

07.11.2017 | 01:51
Un territorio Miró en los jardines del Palacio de Marivent

Un territorio Miró en los jardines de Marivent, abiertos al público desde el pasado 2 de mayo, ahora con el horario de invierno de nueve de nueve de la mañana a cuatro y media de la tarde. Una muestra escultórica de primer orden de bronces del artista catalán en un recorrido al aire libre de 9.155 metros cuadrados.

Gracias a los herederos del pintor catalán, los jardines del palacio de Marivent han jalonado el paseo en el que crecen más de cuarenta especies mediterráneas con un colección de diez esculturas, algunas de ellas de gran formato, que hasta ahora se encontraban en domicilios y jardines de los familiares del artista, aunque alguna pieza había formado parte de muestras internacionales.

Es el caso de Personage, de dos metros de altura, la escultura estrella del recorrido, de dos metros de altura, que estuvo expuesta en el Rijksmuseum de Amsterdam, la pinacoteca nacional holandesa. Del 19 de junio al 15 de octubre de 2015 el museo holandés incluyó esta escultura en la exposición que exhibió en sus jardines, formada por un total de 21 piezas de museos internacionales y colecciones privadas. Ese año, el Rijksmuseum dedicó su exposición exterior al genio catalán, como en años precedentes lo había hecho Henry Moore o Alexander Calder.

El resto de esculturas que se exponen en los jardines de Marivent son Tete et Oiseaux, Conque, Home et femme, Tete de Bélier y dos con el nombre de Figure.

Todas ellas, fechadas entre 1969 y 1981, suponen un atractivo añadido para la visita, al tratarse de una aportación de vanguardia que no ofrece ningún otro jardín de una casa real europea.

Entre las piezas, hay ejemplos de las tendencias escultóricas que Miró desarrolló: esculturas con un componente lúdico, en las que el artista crea nueva formas a partir de la superposción de elementos cotidianos, y las esculturas de carácter totémico, casi religioso, con una intención monumental y un deseo de ser expuestas casi al aire libre.
La muestra completa en otro espacio el contenido artístico de la Fundació Pilar i Joan Miró.

El acceso a los jardines de Marivent, totalmente gratuito, se realiza a través de la puerta principal del complejo, donde paran los autobuses 3, 46 y 20 de la EMT.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine